AP87Expertos Opinan

Bienvenidas las nuevas generaciones

El verdadero peligro de una brecha de habilidades y cómo arreglarlo

¿Sabía que la edad promedio de los trabajadores en manufactura es de 55 años? ¡55!

Eso significa que la mayoría de los empleados en nuestra industria están en camino de retirarse.

¿Qué pasa cuando se van y se han llevado todo el conocimiento con ellos? ¿Existen suficientes generaciones para llenar su espacio? La respuesta es no. Debido a una brecha de habilidades.

La Asociación de Desarrollo de Talento (ASTD) define a la “Brecha de Habilidades” como una brecha significativa entre las capacidades actuales de una organización y las habilidades que necesita para conseguir sus metas. Es decir: No existen suficientes empleados capacitados para hacer el trabajo.

Ejecutivos y CEOs alrededor del mundo identifican la innovación a través del talento como el determinante número uno de competencia. Sin embargo, los ejecutivos de manufactura reportan una brecha significativa en su habilidad para encontrar el talento adecuado con las habilidades necesarias. (Deloitte: Skills Gap in U.J. Manufacturing 2015 and Beyond – Manufacturing Institute).

La brecha de habilidades detiene el crecimiento de las compañías porque no tienen suficientes empleados entrenados para sacar adelante las tareas actuales, incluso crecer y expandirse. Las organizaciones que luchan con esto usualmente se llenan de empleados estresados y frustrados que renuncian o disminuyen significativamente la calidad de su trabajo.

Algunas veces, el equipo no está entrenado propiamente para comenzar el proceso y comienzan a presionar botones con la esperanza de que se solucione el problema. En moldeo por inyección, esto usualmente lleva a partes de baja calidad, clientes infelices, y últimamente, la perdida de negocios.

En promedio, la brecha de habilidades les cuesta a las empresas 11% de sus ganancias.

Eso es más de lo que cualquier CFO debería aceptar. ¿De dónde vienen esos costos? Solucionando emergencias, trabajo incompleto, errores, rotación alta, baja calidad, mal servicio al cliente, la lista sigue y sigue. La parte más aterradora es que el problema sigue creciendo cada año.

“En la próxima década, aproximadamente tres millones y medio de trabajos en la manufactura requerirán ser llenados. La brecha de habilidades pronostica que como resultado dos millones de esos trabajos no sean llenados,” (Deloitte: Skills Gap in U.J. Manufacturing 2015 and Beyond – Manufacturing Institute).

RJG no se sentará a observar que esto suceda. La clave para llenar la brecha es mostrar a la siguiente generación lo que la manufactura es: Una carrera gratificante y divertida.

Una manera de hacer esto es organizar varios campamentos de día y viajes de campo al año, invitando a docenas de niños para tener experiencia práctica y que observen como las matemáticas y la ciencia pueden ser usadas en el mundo real.

Estos eventos son únicos porque están diseñados alrededor del aprendizaje específico en cada clase, lo cual permite a los profesores incorporar en el salón lo que los estudiantes aprendieron en el viaje de campo, motivándolos a ser más apasionados sobre matemáticas y ciencia en un nivel más profundo.

También organizamos un foro de Brecha de Habilidades en Carolina del Norte, Estados Unidos, que permite a educadores, oficiales de gobierno, gerentes y moldeadores, a juntarse y crear soluciones duraderas. Si el foro es exitoso, estaremos llevando este modelo a otras locaciones.

Para la actual fuerza de trabajo, trabajamos junto con los moldeadores y los entrenamos para convertirlos en expertos. Ofrecemos numerosas clases, empezando con Esenciales y creciendo hasta Master Molder.

Adicional a este programa de entrenamiento, proporcionamos el CoPilot para monitorear el proceso que permite que moldeadores menos experimentados coloquen su proceso correcta, rápida y fácilmente, lo cual ahorra tiempo de producción, tiempo de máquina muerto y desperdicio que provee al usuario final con un producto con el cual estén satisfechos.

A través de esta combinación de educación, eventos, entrenamiento y herramientas, esperamos ayudar a acortar la brecha de habilidades de alguna manera. Pero no podemos hacerlo solos. ¿Qué puede hacer para ayudar?

Puede motivar a los niños a emocionarse por las matemáticas y la ciencia mostrándoles como son utilizadas en el mundo real y que pueden hacer con ello. Puede entrenar a su equipo para que un día puedan pasar su conocimiento a la siguiente generación.

Puede contratar y entrenar a recién graduados -si los estudiantes saben que tienen garantizado una posición, esto les motivará a elegir una carrera de manufactura-. Puede ofrecer las herramientas para miembros de su equipo menos experimentado para que sea exitoso.

Trabajemos juntos para asegurar el futuro de la Industria de Manufactura.

Etiquetas

Artículos relacionados

Close