AP84Articulo de Portada

Enriquecimiento lícito. Aditivos para plásticos

En donde hay plásticos, hay aditivos, es decir, cualquier artículo de plástico contiene de forma intrínseca, alguna sustancia que beneficia ya sea sus propiedades, su duración, su atractivo o bien, que sirvió para favorecer su procesamiento. Generalmente, los aditivos son productos químicos especiales.

Los aditivos para plásticos son todo tipo de sustancias inorgánicas u orgánicas de bajo peso molecular o poliméricas que se agregan a un compuesto polimérico para mejorar propiedades o para proporcionarles propiedades específicas.

Los aditivos se pueden agregar durante el proceso de reacción de producción de plástico, o bien durante su transformación.

En general, mejoran la relación resistencia/peso, durabilidad, brillo, bajo mantenimiento, resistencia a la corrosión, rentabilidad, durabilidad y sensibilidad al calor del material.

EXCELENTES PERSPECTIVAS PARA LA DEMANDA MUNDIAL

El consumo mundial de aditivos para plásticos fue de 31.5 millones de toneladas en 2016 y muestra un crecimiento anual promedio del 4.5%, lo que permite estimar que en el 2017 será de 33 Mton. Más de la mitad de esta cantidad se transforma en Asia y el Pacífico. América del Norte ocupó el segundo lugar a una gran distancia.

La tendencia para sustituir otros materiales, como madera o metal, por plásticos no cesa, por lo tanto, la demanda de aditivos para plásticos también continúa en aumento y, según varios estudios publicados, se estima que la demanda puede alcanzar un valor de 60 mil millones de dólares, sólo en los Estados Unidos, en el año 2024.

Los plásticos, cuando se comparan con otros materiales, son seguros, confiables, livianos y relativamente baratos. Estas características los hacen ideales para muchas aplicaciones en la Industria de la Construcción, por lo que, cada vez más, se han convertido en la primera opción en lo que respecta al aislamiento térmico de edificios.

Este sector debe abarcar muchos aspectos, como eficiencia, calidad y protección, tanto al medioambiente, como contra los incendios, de manera que para elaborar productos de plástico con las características necesarias para alcanzar elevados estándares de funcionalidad, se requiere de una gran cantidad de aditivos.

Por su composición química y aplicaciones finales del PVC, es el plástico que demanda la mayor cantidad de aditivos para adaptarlo a diversos productos, como la tubería, que representa alrededor del 50% del consumo de este material.

El segundo segmento de mercado más importante para los aditivos lo conforman los envases. Debido a que éstos son cada vez más populares por su ligereza, facilidad de manejo, aptos para microondas y visualmente atractivos, además de que permiten reconocer el contenido fácilmente y preservar sin inconvenientes la calidad de su contenido durante su transporte y distribución.

Los aditivos para envase se clasifican en dos tipos: aditivos funcionales y recubrimientos de barrera, los cuales se usan para proporcionar una protección física eficaz contra la humedad y una base lisa como el sustrato del envase.

La tendencia más reciente, y que está cobrando impulso en el mercado, es el aumento de la demanda de la logística inversa en el envasado. La Industria de Alimentos y Bebidas es una de las principales fuentes de desechos de envases de plástico, y la naturaleza no biodegradable de los plásticos plantea problemas de sustentabilidad. Esta situación motiva que se recurra a nuevos aditivos, ya sea para promover la degradación de los desechos, o bien, favorecer los ciclos de reciclado para que los materiales pierdan lo mínimo de propiedades.

Por otro lado, el principal factor que obstaculiza el crecimiento del mercado de aditivos para plásticos es la volatilidad en los precios de las materias primas, puesto que varios de los productos químicos que se utilizan en su fabricación se derivan del petróleo y el gas, como fenoles y aminas aromáticas, de manera que las fluctuaciones en los precios del crudo tienen un efecto directo en su precio.

Las cargas son el tipo de aditivos que se procesa con mayor frecuencia en los plásticos, seguidas de los plastificantes y pigmentos, que ocupan el segundo y tercer lugar, respectivamente.

En 2016, en el mundo se utilizaron más de 16 millones de toneladas de cargas para plásticos. Su función es aumentar el volumen de la mezcla de materiales sin alterar sus características principales. La producción de plásticos con alto contenido de carga –hasta 85%– con propiedades adaptadas para satisfacer las necesidades exactas de los consumidores individuales, también está aumentando debido a que poseen excelentes propiedades mecánicas y son, en muchos casos, más rentables que los materiales convencionales.

Los plastificantes son sustancias que se agregan a los plásticos para mejorar su elasticidad, suavidad y flexibilidad, tanto durante su procesamiento como en su uso. Los fabricantes de PVC representan, con mucho, la mayor proporción de la demanda mundial de plastificantes. Se usan, por ejemplo, para la producción de perfiles para ventanas o puertas.

Los plásticos commodities son el principal mercado de los aditivos, y como el PVC es un material frágil, duro y blanco en su estado natural, es el que demanda la mayor cantidad de éstos en todo el mundo para adaptarlo a diversas aplicaciones, como la tubería, que representa alrededor del 50% del consumo de este plástico.

La región de Asia Pacífico es el principal mercado de aditivos plásticos, seguido de América del Norte. El crecimiento de la población, el aumento del ingreso disponible y la rápida urbanización e industrialización, son los impulsores de la industria de los aditivos para plásticos en el mercado de Asia y el Pacífico.

1 2 3 4 5Página siguiente
Etiquetas

Artículos relacionados

Close