AP88EnvaseMercados

A la segura con la biodegradabilidad

Zubex innova para contar con envases en contacto con alimentos sustentables

Un producto que llega a consumidor final sin causar ningún daño, cubriendo el objetivo de preservar la vida de quienes lo utilizan.

Zubex Industrial es una empresa 100% mexicana, basada en Monterrey, con presencia desde Panamá hasta Alaska, dedicados a la fabricación y comercialización de envases plásticos para la industria de los alimentos.

Están enfocados al mercado de la proteína, como fundas de cocimiento directo, fundas para congelado y embutidos, bolsas termoencogibles; así como pouches de alta barrera. Los materiales que posibilitan la fabricación de tales productos son las poliamidas y el Polietileno (PE) en diferentes mezclas, o en conjunto con aditivos, pigmentos.

Actualmente manejan dos líneas de producción: biorentados y materiales biodegradables, gracias a los cuales fueron reconocidos en Chicago con el Premio Global de Innovación en la Process Expo 2017, por la Asociación Mexicana De Envase y Embalaje, A.C. (AMEE), con el Envase Estelar; y recientemente en New Jersey con el Premio a la Innovación.

Una de las formas de trabajo que forman parte del ADN de Zubex, es que se han dedicado a reducir el impacto ambiental. En palabras de su gerente de producto, Gabriel Santos: “sabemos que producimos plástico y que de pronto hay mensajes “antiplástico” en la globalización, sin embargo, hemos tratado de buscar la reducción de materiales, la biodegradabilidad; así como la energía que se consume”.

La tecnología que esta empresa desarrolló hace al polímero permeable. De esta manera, las moléculas de agua se dispersan en la estructura y con ellas los microorganismos anaeróbicos. Es en este punto, cuando comienzan a degradar el material, de tal manera que el polímero se vuelve monómero y puede ser consumido por los microorganismos.

En una celda de análisis se observa, en un principio, plástico. Conforme pasa el tiempo, en específico veintiséis meses, éste se ha degradado y encontramos en su lugar biogás y humus de tierra fértil.

Para lograr atravesar la barrera de los oxo-biodegradables y generar partículas menores, que puedan ser consumidas por los microorganismos desarrollaron diversos estudios. Asimismo, se pretendía observar si convenía hacer materiales oxodegradables, compostables o biodegradables.

De igual manera, Gabriel Santos señaló que un estudio de la Universidad de Chicago apuntaba que el 80% de los plásticos termina en tiraderos. Punto que han decidido atacar utilizando la tecnología antes señalada.

Este tipo de plásticos aseguran su biodegradación durante su uso y hasta que llega a los tiraderos, sin afectar la fauna o la flora; ya que alcanza hasta un nivel de amidas – nitrógeno y carbono, básicamente – que al final se convierte en una biomasa que sirve de alimento a las bacterias.

En Zubex, monitorean los mercados de todo el mundo que también buscan reducir el uso de plástico, con el fin de estar preparados cuando la ola a la clase de productos que elaboran, llegue a afectarlos; sobre todo, porque fueron pioneros en este tipo de materiales y consideran que, gracias a ello, pueden ayudar a la industria, ya que las funciones del plástico en los envases alimentarios son preservar y proteger.

Una de las funciones que esta compañía considera debe hacerse en defensa de los productos plásticos, es concientizar sobre el uso racional de los polímeros, por lo que trabajan desde hace seis años con sus clientes, así como en las exposiciones en las que participan, en informar sobre la concepción y beneficios de su tecnología para producir plásticos biodegradables, mismos que cuentan con análisis y el aval de instituciones como el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y del Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA).

Etiquetas

Artículos relacionados

Te interesa

Close
Close