Home / AP79 / No hay mal que por bien no venga

No hay mal que por bien no venga

Con un horizonte económico y político suspendido en el aire por las decisiones que Estados Unidos tome a partir de ahora, los expertos de IHS Markit ofrecen su perspectiva de lo que sería el mercado para la Industria del Plástico.

Estos temas serán analizados con más detalle por los expertos de IHS Markit y otros colegas de la industria, en la Conferencia Petroquimica Mundial, que tendrá lugar del 20 al 24 de marzo, en el hotel Marriott Marquis de Houston.

Como programa especial de este evento también habrá una Cumbre Petroquímica Latinoamericana organizada por la Dra. Rina Quijada, donde se hablarán los temas más relevantes de la industria petroquímica para esta región.

Polietileno/Polipropileno 

Javier Ortiz

El 2017 trae varios cambios al mercado de poliolefinas en Norteamérica que, en algunos casos, no se habían previsto desde el año pasado, pero otros han tomado al mercado por sorpresa. Para el mercado de Polietileno (PE), la expectativa antes era que pronto habría más disponibilidad de producto—y por lo tanto precios más competitivos—gracias a las expansiones de capacidad en la región que empezaron desde el arranque de la planta de Braskem-Idesa el año pasado.

Sin embargo, de manera similar al arranque de esta empresa el año pasado, otros proyectos en Estados Unidos y Canadá previamente esperados a finales del 2016, ahora han sido postergados entre tres y seis meses. Debido a estos retrasos, el nivel de oferta de PE esperado para la primera mitad del 2017 se ha vuelto más apretado, y es por eso que ahora estamos viendo presión en los precios del primer trimestre (1T) hacia arriba.

Una vez que empiecen a arrancar las plantas nuevas después de la primera mitad del año, la producción de PE debería aumentar y será durante ese periodo que podría haber una reducción en precios.

El Polipropileno (PP), quizá sea el mercado que ha experimentado los cambios más fuertes desde que empezó el año, ya que en los últimos dos ya habían sido bastante pesados para el mercado PP que vio sus precios aumentar por más de 20 cts/lb durante 2015, para después caer de manera significativa en el 2016, gracias a la fuerte competencia de producto que estaba siendo importado desde Asia. A finales del año pasado, con la oferta y demanda de la región más estable, se esperaba que los precios de PP pudieran subir de manera modesta en el 2017, pero sólo en los primeros días de enero, el precio del monómero ha subido por más de 16 cts/lb, y los productores ahora tendrán que responder a estos incrementos en costo de producción con precios de PP más altos.

Esto podría otra vez atraer importaciones de resina y productos terminados y, una vez más, crear un escenario de sobreoferta y volatilidad de precios en el 2017, pero todavía falta ver cómo responderá el mercado a este primer ajuste de precios en enero y febrero.

Poliestrieno 

Riya Ravindranath 

En el caso del Poliestireno (PS), la volatilidad en los precios de materia prima también seguirá siendo uno de los mayores retos para los productores en el 2017.

Sin embargo, la consolidación de productores en la región ha permitido que éstos puedan implementar con más facilidad sus cambios en costos de producción en los precios de PS, mejorando así sus márgenes. En cuanto a la demanda, se espera que haya muy poco crecimiento, particularmente en el sector de envases para comida, y por lo tanto, se proyecta que los productores de la región sólo operen, en promedio, a tasas debajo del 80%.

PVC

Ana Gamboa

En Norteamérica esperamos un crecimiento positivo en la demanda doméstica de Policloruro de Vinilo (PVC), tanto en Estados Unidos como en México. En 2016, el crecimiento en la demanda de PVC repuntó 4.5% en Estados Unidos y Canadá; nuestros estimados arrojan un crecimiento entre 3 y 4% para el mercado mexicano. La tendencia positiva en el mercado de la vivienda en Estados Unidos ha sido un fuerte impulsor para el consumo de este polímero, mejorando así tanto en tuberías de agua potable como en recubrimientos exteriores (vinyl siding) y marcos de ventanas, así como tubos conduit para el mercado de las telecomunicaciones.

De la mano de un ambiente positivo en la economía, IHS Markit, espera que la demanda doméstica de PVC en Estados Unidos y Canadá rebase el 3% anual y que en México presente crecimiento de 2% anual en 2017, similar a las proyecciones para el PIB.

En cuanto a capacidad productiva, este año verá el arranque de la segunda fase de la expansión de la compañía Shintech en Plaquemine, Louisiana con 150 mil toneladas métricas adicionales de PVC. Parte de esta nueva producción será consumida dentro de Estados Unidos, pero otra porción importante será dedicada a las exportaciones.

México es uno de los principales socios comerciales de Estados Unidos en cuanto a resina de PVC se refiere, sin embargo, es importante recalcar que los productores norteamericanos exportan regularmente a más de 70 países. Con el inicio de la nueva administración en el ejecutivo de Estados Unidos, la Industria del Plástico se encuentra optimista por varios factores: Uno de ellos es la promesa de una reforma fiscal que podrá reducir los impuestos corporativos, y otro es la posible flexibilización en la regulación actual de la industria. Por otro lado, si se suavizan las condiciones crediticias, es posible que más personas se interesen en conseguir una hipoteca y compren vivienda, impulsando así el mercado de la construcción.

Estas condiciones marcan un año con arduo trabajo y con la obligación de manejar estrategias novedosas que permitan a la Industria del Plástico nacional continuar su participación en el mercado norteamericano y permanecer en él, sin perder de vista la inserción a nuevos países latinoamericanos y europeos.

registrate_web 660x160_96

Te puede interesar

Etiquetado comercial, relevante para los productos alimenticios

Los próximos 28 y 29 de marzo, se llevará a cabo el Cuarto Seminario en …

X