SostenibilidadTop

5 formas en las que los plásticos apoyan la sustentabilidad y la economía circular

Pese a la campaña en su contra, los plásticos son un aliado clave en la lucha contra el cambio climático.

La mala gestión de los residuos ha provocado una demonización en todo el mundo sobre los plásticos, uno de los materiales más maleables e imprescindibles para la vida moderna. La emergencia climática es una realidad, pero los plásticos apoyan la sustentabilidad ahora mismo y las prohibiciones no harían más que golpear más al medio ambiente.

A continuación te compartimos algunas de las formas en las que los plásticos apoyan la sustentabilidad y generan una importante contribución en la lucha contra el cambio climático.

1.- Plásticos contra las emisiones de carbono

La movilidad sostenible es piedra angular de un futuro sostenible, y los plásticos apoyan este modelo. Estos materiales utilizados en envases y embalajes hacen que los productos y medios de transporte sean mucho más ligeros que los fabricados con otros materiales.


Te puede interesar: Brambles alcanza la neutralidad de carbono en sus operaciones


Se estima, por ejemplo, que un auto puede ahorrar hasta 750 litros de combustible gracias a la ligereza que permiten los plásticos.

5 formas en las que los plásticos apoyan la sustentabilidad y la economía circular

2.- Más reutilización, menos biodegradación

Las sustancias orgánicas que se producen en las grandes ciudades necesitan de un proceso en el que intervienen microrganismos como hongos y bacterias para descomponerse. La biodegradación sin control, sin embargo, genera gases como el metano que tiene un papel importante en la propagación de enfermedades y la generación de malos olores.

El plástico, en cambio, puede ser reutilizado para recuperar su capacidad energética.

3.- Generar energía con el reciclado

El reciclado energético del plástico es un proceso de generación de energía a través del tratamiento térmico de los residuos, un proceso que cada vez se usa más en los países desarrollados.

Se calcula que un kilo de plástico contiene energía equivalente a un kilo de diesel; una bolsa de plástico tiene energía suficiente para mantener encendida una lámpara de 60 W por diez minutos y un envase de yogurt permite mantener 5 horas encendida una lámpara de bajo consumo. El plástico es un gran reservorio de energía.

4.- Soluciones de envasado

En productos alimentarios como la carne, las soluciones de envasado en plástico son capaces de alargar hasta 10 días, e incluso más, el tiempo para su consumo óptimo. Esto se traduce no sólo en ahorros económicos y de emisiones de CO2, sino que conlleva un ahorro en los 15 mil litros de agua que se necesitan para producir un solo kilo de carne.

Nuevo plástico puede repeler el COVID-19 en 15 minutos

5.- Mayor eficiencia energética

Los plásticos también contribuyen a generar una mayor eficiencia energética. En edificios y viviendas, los plásticos tienen importantes propiedades aislantes de ventanas, cerramientos y sistemas de aislamiento plásticos.

Por ejemplo, un panel aislante de plástico instalado en una vivienda, puede ahorrar más de 250 veces la energía que se utilizó para su fabricación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner