IndustriaIndustria 4.0InnovaciónNoticias

60% de los fabricantes confiará en plataformas digitales para el 2020

Por Esben Østergaard, CTO y cofundador de Universal Robots

Existe una creciente preferencia por invertir en la automatización de fabricación respecto a los procesos de innovación, puesto que, el primero, ofrece beneficios más tangibles y un claro retorno de inversión (ROI).

A medida que se acerca la Industria 5.0, donde el hombre y la máquina trabajarán juntos dentro de una fábrica inteligente, los requisitos de seguridad y cumplimiento se convierten en un factor clave, puesto que, a diferencia de las fábricas tradicionales, la automatizada establece un escenario en la que los empleados trabajan de la mano de robots colaborativos, también conocidos como “cobots”.

Ante este panorama, garantizar la seguridad en el entorno es fundamental, principalmente si se toma en cuenta que, hoy en día, y según datos del “Top 10 Predictions for Global Manufacturing: IDC”, el 85% de los fabricantes alrededor del mundo considera que la fuerza laboral conectada será un escenario común en la manufactura para 2020.

Bajo este conexto, la Organización Internacional de Normalización (ISO) publicó nuevas directrices sobre cómo garantizar la seguridad de los trabajadores humanos en sistemas robóticos de colaboración.

Las directrices ISO/TS 15066 se desarrollaron como un documento complementario para respaldar la norma ISO 10218 “Requisitos de seguridad para robots industriales” y su objetivo es apoyar a los integradores de células robóticas a realizar evaluaciones de riesgo.

Como fabricante líder de robots colaborativos, Universal Robots (UR) garantiza que su tecnología cumpla con dichos estándares. De hecho, debido a las funciones de seguridad avanzadas que se integran en el sistema patentado de UR, los robots pueden operarse sin jaula (sujeto a evaluación de riesgos).

 

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar