IndustriaNoticias

Adaptan línea de producción para fabricar cubrebocas

Mondi se ha comprometido a ayudar en la fabricación de suministros y componentes durante el brote de COVID-19.

Como líder mundial en embalaje y papel, el equipo de Personal Care Components de Mondi ha encontrado la manera de adaptar una de las líneas de producción de su planta de Gronau, en Alemania, a la fabricación de las correas blandas y elásticas que se utilizan para fabricar mascarillas faciales que tanto necesitan los profesionales médicos y los consumidores de todo el mundo.
La planta de Mondi, en Alemania, se centra en la fabricación de materiales utilizados en productos de higiene como pañales para bebés, absorbentes para adultos y artículos de higiene femenina. Sin embargo, la planta ha conseguido adaptar rápidamente una de sus líneas de producción para fabricar una cinta laminada de tres capas que une una película plástica elástica entre capas de material suave no tejido.
Las correas se cortan y fijan a cada lado de la mascarilla y se pasan cómodamente por encima de las orejas para mantener la mascarilla en su lugar.
Este material elástico sustituye a la cinta de goma que habitualmente sujeta la máscara a la cara y aumenta la velocidad operativa de las máquinas con respecto a la de la goma, que resulta más lenta.

“Mondi Gronau está trabajando en el suministro de las cintas que se fijarán a más de mil millones de mascarillas faciales de material no tejido. A medida que aumenta la demanda estamos incrementando nuestras capacidades para satisfacerla», comenta el Dr. Michael Trinkaus, director de I+D e ingeniería de aplicaciones de la división de Personal Care Components.

El apoyo en China

La compañía también dispone de una planta en Taicang, China, que se encarga del laminado de las películas fabricadas en Gronau para productos de higiene no tejidos similares a los que se fabrican en Alemania.
Desde el inicio de la pandemia, siguió de cerca los acontecimientos, evaluó los riesgos e implementó políticas preventivas de acuerdo con las regulaciones y recomendaciones del gobierno local. Cuando el brote de COVID-19 estalló, la empresa logró cubrir los pedidos de cintas para mascarillas de los clientes en China.
Ahora, este mismo trabajo en equipo se aplicará en toda Europa, pues la demanda de este tipo de suministros va en aumento y la planta de Gronau está lista para cubrir la producción.
También te puede interesar: 

COVID-19, una oportunidad para la Industria del Plástico


 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Translate »