IndustriaNoticias

Aditivos enzimáticos que descomponen el plástico y mejoran el reciclaje

Innovative Film Solutions desarrolló un nuevo cóctel de enzimas complejas que aceleran la biodegradación de los plásticos. El material sobrante, afirma la compañía, puede ser reprocesado en plástico de nuevo de alta calidad.

La gestión de residuos plásticos continúa en la mira de los consumidores y los gobiernos en todo el mundo. A fin de mejorar el problema de residuos, una nueva investigación desarrolló aditivos enzimáticos que descomponen el plástico, lo que acelera el proceso de biodegradación y al mismo tiempo mejoran el proceso de reciclaje.

La empresa española Innovative Film Solutions desarrolló un nuevo cóctel de enzimas complejas que no sólo aceleran la biodegradación de los plásticos, sino que el material sobrante puede ser reprocesado en plástico de nuevo de alta calidad.

Enzimas que comen plástico

Innovative Film Solutions ha producido una nueva gama de películas plásticas como una alternativa sostenible y compostable a las películas convencionales para envases. Los investigadores se centraron en una tecnología enzimática que acelera la descomposición del plástico.


Te puede interesar: Apuesta por aditivos biodegradables


La empresa española lidera el proyecto REBICOM, financiado con fondos europeos, y que se encarga del desarrollar tecnologías y procesos para reducir los polímeros termoplásticos estándar, ya sea de origen fósil o renovable, a su componentes básicos.

El coordinador de REBICOM, Joaquín Buendía, señaló que: “Los plásticos tardan cientos, si no miles de años, en degradarse y romperse en pedazos cada vez más pequeños. Agregar ciertos compuestos a los plásticos podría actuar como un cultivo de microorganismos. Estos organismos inician la despolimerización del material, se alimentan de los enlaces de carbono, acelerando así la biodegradación”. Los investigadores encapsularon ciertos complejos enzimáticos en una matriz de poliolefina (Polipropileno y Polietileno), obteniendo un masterbatch que se incorporó a la formulación de películas plásticas durante el proceso de producción.

“Las películas de plástico llevan dentro una carga inactiva que es 100% reciclable. Cuando estas películas plásticas terminan en el ambiente en contacto con microorganismos, su carga desencadena una reacción enzimática que las convierte en biodegradables en un período de tiempo relativamente corto, dados los niveles adecuados de temperatura y humedad ”, explicó Buendía.

Los nuevos plásticos inteligentes que se descomponen naturalmente son una alternativa flexible a las películas convencionales para envases de plástico. Es importante destacar que no aumentan los costos ni las densidades de producción del material.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner