¿Adivina qué es esto?

Este asiento otomano de fabricación brasileña es colorido, original y muy peculiar, pero sobre todo, MISS Gana es un gran ejemplo de eco-diseño.

Su creador Karin Wittman hace este tipo de asientos con tiras recicladas de sandalias brasileñas  las cuales están hechas de EVA (Etilen Vinil Acetato), tienen una variedad infinita de colores, y cada uno es hecho a mano, por lo tanto, es único en su clase.

“La idea es extender la vida útil de los sobrantes industriales que de otro modo habrían sido desechados en algún basurero, el objetivo es convertirlos en productos de alto valor añadido que sean atractivos, duraderos, divertidos y funcionales, utilizando materias primas que nadie quiere”, asegura Wittman. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te interesa

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar