IndustriaNoticias

Aimplas desarrollará mascarillas con aditivos naturales que protegen contra virus

El proyecto DOTMASK explora nuevos recubrimientos y plásticos antimicrobianos, obtenidos mediante nanotecnología a partir de extractos botánicos, que se aplican a los equipos de protección individual.

Aimplas, Instituto Tecnológico del Plástico, dio a conocer esta semana que participa en el desarrollo de mascarillas y pantallas faciales dotadas con propiedades antimicrobianas capaces de prevenir infecciones y contagios por virus y bacterias, incluso aquellas resistentes a los fármacos.

Los nuevos desarrollos forman parte del proyecto DOTMASK, financiado por la Agència Valenciana de la Innovació (AVI). El proyecto explora nuevos recubrimientos y plásticos obtenidos a partir de extractos botánicos que mejoran los atributos de los actuales equipos de protección individual (EPI).

Cabe destacar que la nueva iniciativa está coordinada por la empresa química Lamberti y cuenta con la participación de AIMPLAS, el Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital La Fe de València, la biotecnológica ADM Biópolis y la firma fabricante de mascarillas Airnatech.


Te puede interesar: Aimplas registra 20% más de ingresos en 2021 que en 2020


Avances contra el COVID-19

A través de un comunicado, Aimplas destacó que el desarrollo de materiales con capacidad antibacteriana y viricida responde a la necesidad de reducir la incidencia de contagios provocados por patógenos como el de la COVID-19, que, con frecuencia, se transmiten principalmente por vía aérea.

Los virus y bacterias resultan especialmente peligrosos en entornos hospitalarios, donde es más habitual que estos microorganismos adquieran resistencia a los fármacos.

Hasta ahora, los recubrimientos diseñados como medida pasiva de protección empleaban aditivos inorgánicos basados en metales. Esta composición, no obstante, presenta algunos inconvenientes, como su propensión a la corrosión en determinados ambientes, o la posible liberación de iones activos, lo que ha abierto un debate sobre su potencial toxicidad.

Las sustancias extraídas de plantas mantienen, en cambio, estas mismas propiedades bactericidas y viricidas, con la ventaja de que, al tratarse de compuestos de origen natural, presentan un menor riesgo de efectos secundarios, alergias o toxicidad, tanto para la persona usuaria como para el medio ambiente.

Materiales fenólicos de origen natural

El proyecto DOTMASK está desarrollando materiales basados en compuestos fenólicos de origen natural, cuya actividad antimicrobiana se ha comprobado muy elevada, con el objetivo de integrarlos en equipos de protección individual (EPI). Con estos desarrollos  pretende lograr una protección altamente eficaz frente a los patógenos, logrando una disminución significativa de la transmisión de enfermedades.

Los nuevos recubrimientos antimicrobianos, desarrollados a partir de extractos botánicos que se han obtenido a través de la biotecnología, se aplicarán tanto a textiles para la confección de mascarillas, como a láminas de plástico con las que se fabricarán pantallas de protección facial.

Para el desarrollo de estas soluciones biotecnológicas, Lamberti, especializada en recubrimientos químicos, cuenta con el respaldo de ADM Biópolis, que analizará las capacidades antimicrobianas de estos aditivos y acometerá los preceptivos ensayos de toxicidad.

Por su parte, Aimplas y Airnatech contribuirán, respectivamente, al desarrollo de materiales plásticos antimicrobianos y a la incorporación de estos nuevos aditivos a las mascarillas. La efectividad de los compuestos en un entorno sanitario real se pondrá a prueba en el Hospital La Fe de Valencia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner