BioplasticosSostenibilidadTop

AirCarbon: el nuevo plástico biodegradable hecho a partir de dióxido de carbono

Para su producción, AirCarbon utiliza gases de la atmósfera, los productos son carbono-negativos, lo que significa que eliminan más contaminantes de los que utilizan.

Para hacer frente a los desafíos que impone el manejo de los residuos plásticos, Newlight Technologies desarrolló AirCarbon, un nuevo plástico biodegradable hecho a partir del dióxido de carbono. El nuevo material es una alternativa biodegradable capaz de capturar gases de efecto invernadero y reducir la contaminación en los océanos.

De acuerdo con un reporte de CNN, la compañía ha trabajado en el desarrollo de AirCarbon durante más de una década. La investigación se centra en microorganismos encontrados en el océano que se alimentan de metano y dióxido de carbono, dos de los principales gases de efecto invernadero.

Los microorganismos hallados son capaces de convertir estos gases en un polímero natural que puede ser moldeado como el plástico.

Te puede interesar: Desarrollan una «aspiradora» gigante para eliminar el plástico de una reserva natural

Bioplásticos contra la contaminación

El plástico se ha convertido en un elemento fundamental en la vida cotidiana. Tan práctico y funcional, no obstante, el manejo inadecuado de estos residuos se ha convertido en un grave problema de contaminación.

Newlight Technologies informó que los primeros productos hechos con AirCarbon serán bolsos, carteras y gafas de sol comercializadas a través de la marca Covalent, así como pajillas y cubiertos biodegradables a través de la marca Restores.

Con esta estrategia, la compañía busca reducir el impacto ambiental en dos de las industrias más contaminantes del mundo.

El proceso para generar AirCarbon

Para lograr su objetivo, la firma cuenta con una nueva planta de producción en Huntington Beach. El centro está lleno de grandes tanques de agua salada que recrean las condiciones del océano, permitiendo a los organismos replicar el proceso de fabricación del polímero del que se puede extraer el AirCarbon.

Debido a que este proceso AirCarbon utiliza gases de la atmósfera, los productos son carbono-negativos, lo que significa que eliminan más contaminantes de los que utilizan. Como resultado, Newlight ha recibido certificaciones de negativo de carbono de independientes como Carbon Trust, radicado en el Reino Unido, además de la empresa de certificación ambiental SCS Global Services.

Así es la botella de plástico biodegradable de Cove: una alternativa circular

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »