AP 111Economía CircularTop

Alineación y el balanceo del plástico: economía a la orden

Sandra Moreno, Presidenta de la Comisión de Difusión e Imagen de Anipac, explica por qué la Economía Circular va más allá de sólo reciclar materiales postconsumo.

Es importante impedir la llegada de residuos a todos los ecosistemas. Actualmente para la Industria del Plástico es fundamental reconocer esta problemática, concentrarnos y trabajar para encontrar soluciones, no solo en la recuperación de residuos, sino en la evolución y transición de un modelo lineal de consumo a uno basado en la Economía Circular que permita a un producto plástico permanecer por más tiempo en la cadena de valor antes de convertirse en residuo, y que cuando este llegue al final de su vida útil pueda reciclarse.

Alineación y el balanceo del plástico: economía a la orden
Sandra Moreno, Presidenta de la Comisión de Difusión e Imagen de Anipac

La contaminación en océanos es un tema que ha cobrado relevancia, lamentablemente las campañas anti plástico posicionaron esta cuestión en el top mind de las personas, pero no así en encontrar soluciones integrales que ayuden a resolver esta problemática.

De acuerdo con un estudio publicado en 2017 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, más de ocho millones de toneladas de residuos llegan al océano cada año, con lo que se pone en riesgo el equilibrio del ecosistema marino y la vida de sus especies.

Así, pues, se necesitan soluciones integrales, en donde cada eslabón contribuya a un cambio que pueda revertir las condiciones de nuestros océanos, y es justamente la Economía Circular el modelo que nos permite romper con los esquemas y paradigmas tradicionales para vislumbrar la circularidad que nos garantice un verdadero cambio sustentable en todos los aspectos.


Te puede interesar: Joseph Egli: El traje a la medida para el agua residual


Un modelo circular no está basado precisamente en reciclar; puesto que el reciclaje es solo una parte de este nuevo modelo económico sustentable, tenemos que posicionar en la mente del consumidor final, industria y gobierno las 5 R´s: “reducir, rediseñar, repensar, reutilizar y reciclar”.

Si bien hay mucho por hacer, la Industria del Plástico ya se encuentra en esta transición con metas cumplidas reflejadas en el Segundo Informe del Acuerdo Nacional para la Nueva Economía del Plástico en México, como:

  • Durante el último año se han sustituido o eliminado más de 70 mil toneladas de plástico.
  • 98% de los participantes eliminaron los microplásticos que son añadidos intencionalmente para exfoliar, pulir o limpiar.
  • El 73% de los envases y empaques ya son reutilizables, reciclables, compostables o aprovechables.
  • El 67% de las empresas adheridas cuentan con un plan de manejo postconsumo principalmente para los materiales PET (Polietilén Tereftalato), PP (Polipropileno), PEAD (Polietileno de Alta Densidad), PEBD (Polietileno de Baja Densidad), EPS (Poliestireno Expandido), aluminio y cartón.
  • Entre otros.

Los residuos plásticos recuperados del océano se pueden reciclar, sin embargo, la tecnología a utilizar y el nuevo producto al que se destinará dependerá al 100% de las condiciones en las que se encuentren.

La huella sustentable

En la experiencia que tenemos en la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac) sobre las pescas de plástico que organizamos en conjunto con el Organismo de Corresponsabilidad Ambiental (ONAM), los pescadores son los encargados de recolectar los residuos que encuentran en los manglares y terminando la jornada, se separan.

Muchas botellas de PET, por ejemplo, vuelven a la cadena de valor en forma de hilo y, posteriormente, en tela. Además de la pesca de plástico también damos una plática de sensibilización, de modo que, a la vez que limpiamos, concientizamos a la población.

Esta pesca de plásticos se ha realizado en el Malecón de Altata, en el estado de Sinaloa, donde se recaudaron 2.7 toneladas de residuos plásticos y recientemente en Puerto de Abrigo Chuburná, en Yucatán, donde se recaudaron un total de 3 mil 637 toneladas de residuos en tierra y agua.

Alineación y el balanceo del plástico: economía a la orden
: El plástico no se arroja al mar por voluntad propia

A la cadena de valor

Hay muchos factores que intervienen para poder reciclar productos acopiados en los océanos. En específico, pueden generarse dos tipos de reciclaje: 1) upcycling (reimaginar usos de productos y materiales existentes) y 2) downcycling (transformar un producto o material que ya no sirve para su uso original en uno nuevo).

Sin embargo, nosotros somos especialistas en gestionar la limpieza de los océanos y lo acopiado lo entregamos a las empresas que se encargan de gestionar la circularidad.

Aunque también hay que subrayar que recuperar, separar y reciclar productos postconsumo no debería ser de residuos provenientes de los océanos, es decir, los océanos deben estar siempre libres de residuos, de ahí que el llamado al consumidor final sea disponerlos correctamente.

Transporte

En el tema logístico sí es necesario el apoyo del gobierno para gestionar los permisos correspondientes, así como de las instituciones encargadas de regular a los pescadores participantes. Es importante, además, contar con los patrocinios de las empresas, pero sobre todo que estén presentes y puedan sensibilizarse.

En el caso de las herramientas, son necesarias las embarcaciones de los pescadores, los super sacos, los contenedores de residuos y la báscula, pero lo más importante es contar con el apoyo de pescadores, voluntarios y las personas que deseen sumarse a este tipo de iniciativas.

En alta mar o en tierra firme, todos para uno

Hay pescas de plástico en tierra que hemos hecho en comunidades, donde los habitantes llevan residuos plásticos y se intercambian por productos que son útiles para las familias; en ese tipo de pescas lo importante es contar con la participación de la comunidad, los patrocinios de las empresas para los kits y el contenedor para los residuos, pero especialmente de alegría y disposición para crear nuevos hábitos.

En el caso de las pescas de plástico en eventos específicos, la logística dependerá de las necesidades particulares, pero, sin duda, la participación de los asistentes y el comunicar lo que hacemos con la recolección de los residuos es el éxito para que más personas se sumen y las iniciativas posteriores tengan mayor impacto.

Todos somos consumidores, y como tales tenemos la obligación de informarnos para una mejor toma de decisiones, no basarnos en modas y tendencias, sino en datos científicos y técnicos, con el objetivo de lograr un cambio de hábitos que realmente ayuden al planeta.

 

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner