SostenibilidadTop

Apuesta por aditivos biodegradables

BSP-P200TM es un aditivo plástico orgánico biodegradable que se puede agregar fácilmente a casi cualquier aplicación plástica durante el proceso de fabricación.

El mundo atraviesa por una de las peores crisis sanitarias de los últimos tiempos y justo en estos momentos nos damos cuenta que los plásticos son de gran importancia en ámbitos como higiene, producción y distribución de alimentos, seguridad, protección, creación de guantes y mascarillas, entre otros, los cuales serían imposibles de crear de otra manera. El papel de los aditivos biodegradables en este mercado, como es de esperarse, será crucial.

Una de las soluciones al problema de la contaminación es el uso de materias primas biodegradables y/o compostables, pero al tener un costo elevado, los productores de plástico prefieren mantenerse alejados de este tipo de materias primas, de ahí la importancia de los aditivos biodegradables.

EnerSalpra junto con la empresa BioMarketing JR y su grupo de directivos, con alta experiencia en temas de plásticos, bioplásticos y energías renovables, lograron adquirir y comercializar un aditivo completamente biodegradable llamado BSP-P200TM, el cual consistente en una mezcla de compuestos orgánicos y resinas diseñados para mejorar la biodegradación de los plásticos a base de poliolefinas en ambientes aeróbicos y anaeróbicos cuando se utilizan de acuerdo con las indicaciones.

Jesús Rodríguez, abogado asociado y gerente de operaciones de EnerSalpra Consulting, comenta que para la elaboración de esta resina biodegradable se rescatan las conchas provenientes de granjas marinas en donde son desechadas por empresas que enlatan sus productos.

Química que suma: Aditivos

“El BSP-P200TM es un material orgánico y renovable que reduce la huella de carbono desde que se produce la concha hasta que se genera el residuo del producto hecho con ella. Puede ser utilizado para hacer biobasados con la combinación de plásticos pétreos, convirtiendo a estos en anaeróbicos y aeróbicos. Los productos realizados con BSP en abandono en la naturaleza o en rellenos sanitarios se biodegradan fácilmente en plazos cortos de tiempo”.

Aleaciones con PET (Polietilén Tereftalato), HDPE (Polietileno de Alta Densidad), PVC (Policloruro de Vinilo), LDPE (Polietileno de Baja Densidad), PP (Polipropileno), PS (Poliestireno), entre otros, son posibles con dicha resina ayudando a todo artículo plástico a no impactar en la contaminación del planeta, menciona el directivo.

Estructura molecular en aditivos biodegradables

El BSP-P200TM está hecho de compuestos orgánicos que cuando se agregan a la cadena del polímero plástico, tienen la cualidad de atraer a microorganismos (hongos o bacterias) que cuando son colocados en un ambiente aeróbico, como vertederos o rellenos sanitarios, forman colonias de descomposición realizando la biodegradación de este material. En un corto tiempo estos plásticos se transformarán en humus a CH4.

El compusto de este aditivo está aprobado por la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos, por sus siglas en inglés), de igual manera ha pasado por pruebas ASTM (Sociedad Americana para Pruebas y Materiales, por sus siglas en inglés) tales como: D6954, D5526, ISO 17556 y NMX-E-267-CNCP-2016.

Este aditivo se puede agregar a la mezcla de resinas plásticas en el momento de extrusión o inyección, devolviendo a los plásticos el aceite nutriente eliminado durante el proceso de craqueo, dando la característica de biodegradación de enzimas y bacterias.

Beneficios del BSP P200TM

El aditivo de plástico BSP-P200TM está diseñado para comenzar el proceso de biodegradación de plástico, solo después de reaccionar con los microbios que se encuentran en vertederos o en la naturaleza abierta, bosques, ríos y mares. Esto significa que los plásticos mezclados con BSP-P200TM son tan fuertes como los plásticos sin tratar. La única diferencia es que el material se biodegradará.

Compatibilidad con plásticos convencionales y degradación

BSP P200TM es adecuado para inyección, aplicaciones de extrusión y termoformado y es compatible con PE, PP y PS, EVA, HDPE, PET, LDPE, LLDPE, PP, GPPS, HIPS, nailon y policarbonato. Al añadir BSP-P200TM al proceso de fabricación, se crea un catalizador para la biodegradación si el producto plástico se desecha en un relleno sanitario.

Los productos plásticos fabricados con el aditivo tienen una biodegradación entre 90 – 100% dentro de 250 días en contacto con el entorno microbiano anaeróbico, y alrededor de 310 días un entorno microbiano aeróbico con un porcentaje de 90-100%.

Los plásticos tratados son tan fuertes, duraderos y fiables como los plásticos sin tratar. BS P200TM solo se activa cuando se encuentra en un entorno rico en microbios, como un vertedero.

En general, se necesita al menos 1% de concentración para transformar productos que de otro modo no serían biodegradables en una alternativa ecológica. Durante el proceso de fabricación no requiere la modificación del equipo. BSP-P200TM se agrega a través de una tolva gravimétrica comercial estándar de la misma manera que se agregaría un colorante en la garganta de alimentación del extruido.

Para mayor información escribir a info@enersalpra.com y jrodriguez@enersalpra.com.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Translate »