AutomotrizMercados

Audi usará vidrio reciclado en las ventanillas del Q4 e-tron

El proyecto piloto de reciclaje de vidrio de Audi, Reiling, Saint-Gobain Glass y Saint-Gobain Sekurit comenzó en enero pasado y durará un año completo.

Audi dio a conocer que ha puesto en marcha un programa piloto que busca utiliza vidrio reciclado en las ventanillas del Q4 e-tron. Este proyecto, explica la compañía, es resultado de la colaboración con Relling Glas Recycling, Saint-Gobain Glass y Saint-Gobain Sekurit.

Las compañías asociadas buscarán convertir los parabrisas dañados de los automóviles en material reutilizable con un proceso de varias etapas. En primer lugar, los cristales se trituran para convertirlas en pequeños trozos de vidrio.

Como segundo paso se eliminan todas las impurezas, como los restos de adhesivo. El granulado de cristal resultante se funde y se convierte en un nuevo panel de vidrio, con el que se pueden fabricar nuevos parabrisas para los vehículos.


Te puede interesar: Guerra en Ucrania provoca alzas de hasta 40% en materiales de construcción


Si este proyecto piloto tiene éxito, las ventanillas producidas mediante esta técnica se utilizarán en el futuro en el Audi Q4 e-tron.

La apuesta circular de Audi

Según se explica en un comunicado, el plan forma parte de la estrategia de economía circular de Audi. La compañía tiene en cuenta la utilidad de sus productos a lo largo de todo su ciclo de vida. En la medida de lo posible, las materias primas implicadas se reintroducirán en el proceso de producción cuando ya no se utilicen.

Audi usará vidrio reciclado en las ventanillas del Q4 e-tron

De esta forma, se pueden conservar los recursos en el desarrollo y la fabricación, reduciendo así las consecuencias medioambientales a lo largo de toda la cadena de valor.

Los desechos de aluminio del taller de prensado de Audi llevan formando parte de un circuito cerrado similar desde 2017. Con el vidrio, ahora se cerrará otro circuito de materiales.

“Nuestro objetivo es utilizar materiales secundarios en todos los lugares donde sea técnicamente posible y económicamente razonable hacerlo. Estamos trabajando para formar circuitos cerrados con la introducción de materiales a los que tenemos acceso directo”, explica Marco Philippi, responsable de Estrategia de Compras. “Hasta ahora, por ejemplo, no se utilizaba el vidrio de las ventanas de los autos ya en desuso para fabricar lunas nuevas. Queremos cambiar eso”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner