SostenibilidadTecnologíaTop

AUDI y KIT lanzan proyecto piloto para el reciclaje químico de plásticos automotrices

Audi tiene como objetivo probar inicialmente la viabilidad técnica del reciclaje químico de plásticos automotrices, así como evaluar el método en términos de sus impactos económicos y ambientales.

Audi y el Instituto Tecnológico de Karlsruhe (KIT) lanzaron el proyecto “Reciclaje químico de plásticos en la ingeniería de automoción”, proyecto que forma parte de las “Estrategias de recursos industriales” THINKTANK, que tiene como fin impulsar la reutilización de plásticos automotrices.

El problema del reciclaje de plásticos automotrices

El reciclaje químico se ha convertido en una alternativa cada vez más utilizada en la industria del Plástico, sin embargo, para la industria Automotriz sigue representando desafíos importantes. Si bien una gran cantidad de los componentes de un automóvil están hechos de plástico, estos deben cumplir con estrictos requisitos de seguridad, resistencia al calor y calidad, por lo que estos materiales no son reciclables en la mayoría de los casos.

Actualmente, los materiales a base de petróleo son los más utilizados para producir componentes plásticos en automóviles ya que pueden soportar un desgaste particularmente intenso. Aunque estos materiales se pueden reciclar mecánicamente, el reciclaje de residuos plásticos sigue siendo un gran desafío.

¿Qué es el reciclaje químico de los plásticos y cómo impulsa la economía circular?

Reciclaje químico de plásticos en la ingeniería de automoción

La alianza entre Audi y el KIT busca alimentar las fracciones de plástico obtenidas por reciclaje mecánico y mezclarlas nuevamente en un sistema circular capaz de conservar los recursos.

“Queremos establecer sistemas circulares inteligentes en nuestras cadenas de suministro y hacer un uso eficiente de los recursos. El reciclaje químico tiene un gran potencial para esto: si los componentes plásticos se pueden producir a partir de aceite de pirólisis en lugar de petróleo, sería posible aumentar significativamente la proporción de componentes fabricados de manera sostenible en los automóviles. A largo plazo, este método también puede desempeñar un papel en el reciclaje de vehículos al final de su vida útil», explicó Marco Philippi, director senior de estrategia de adquisiciones.

El proyecto piloto “Reciclaje químico de plásticos en la ingeniería de automoción” tiene como objetivo la creación de sistemas circulares inteligentes para plásticos y establecer este método como complemento al reciclaje mecánico y sustitución de la recuperación energética. En asociación con KIT, Audi tiene la intención de probar inicialmente la viabilidad técnica del reciclaje químico y evaluar el método en términos de su economía y sus impactos ambientales.

Estas evaluaciones son realizadas en KIT por equipos dirigidos por el profesor Dieter Stapf (PhD) en el Instituto de Química Técnica (ITC) y el Dr. Rebekka Volk en el Instituto de Producción Industrial (IIP). Para ello, la empresa proporciona componentes de plástico que ya no son necesarios, como depósitos de combustible, molduras de ruedas y parrillas de radiador, de modelos Audi que regresan de la red de concesionarios alemana, por ejemplo.

Estos componentes plásticos se procesan en aceite de pirólisis mediante reciclaje químico. La calidad de este aceite corresponde a la de los productos petrolíferos, y los materiales fabricados con él son de la misma calidad que los nuevos. A mediano plazo, los componentes fabricados con aceite de pirólisis pueden volver a utilizarse en automóviles.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »