ProcesosReciclado

Aumenta la demanda de sistemas de reciclaje con tecnología EREMA ReFresher

En un mercado cada vez más competitivo, la reducción de olor se está convirtiendo en un criterio de calidad indispensable en el reciclaje de plásticos postconsumo. Evidencia de esto es el aumento en los pedidos que ha recibido EREMA sobre sus sistemas de reducción de olores.

Los desechos plásticos postconsumo pueden generar olores desagradables que se derivan de restos de alimentos, sustancias contenidas en cosméticos, detergentes y otros productos. Especialmente en el proceso de reciclado, estos olores indeseados han aumentado la demanda de sistemas de reciclaje con tecnología EREMA ReFresher.

En los últimos 18 meses, se vendieron un total de 19 módulos EREMA ReFresher, algo que, destaca la empresa, responde al enorme incremento en el interés por utilizar plásticos reciclados de postconsumo.

“El mal olor es un problema típico de residuos domésticos contaminados tales como films de LDPE, contenedores de HDPE y cierres de PE. Es esencial que el olor se elimine si se quiere reutilizar el material PCR en envases de alta calidad para productos cosméticos o de alimentación,” explicó Clemens Kitzberger, Responsable de Desarrollo Comercial del Grupo EREMA para Aplicaciones de Post Consumo.


Te puede interesar: BASF y Sumitomo ya tiene una celda de producción de plásticos avanzados

Reciclaje postconsumo y Economía Circular

Los ambiciones objetivos de la Unión Europea en materia de reciclaje implican reutilizar 10 millones de toneladas de reciclados en nuevos productos cada año, además de lograr que en el 2025 el 50% de los residuos de envases plásticos sean reciclados.

A fin de cumplir con la directiva europea, las tecnologías de reciclaje son cada vez más eficientes. Este impulso tecnológico genera productos de alta gama hechos a partir de plástico reciclado postconsumo, como el envase cosmético que se lanzó por primera vez a nivel mundial en primavera de 2019. Se trató de una botella de gel de ducha hecho al 100% de PCR-HDPE. Este reciclado se procesó con una máquina INTAREMA® TVEplus® RegrindPro® con el módulo ReFresher.

Cierres como contribución adicional a los envases de alimentos hechos de PCR-HDPE

Este proceso de reciclaje superlimpio también está certificado por la FDA desde agosto 2019 como aconsejable para la producción de botellas de leche y zumos, así como para bandejas de carne y vajilla y cubertería desechables, siempre y cuando el material de origen provenga de botellas de leche y zumo.

Cabe destacar que, en noviembre de 2020, la FDA confirmó un flujo de entrada adicional y más aplicaciones para el reciclado tratado mediante este proceso. Todos los envases de HDPE para bebidas, también se pueden procesar cierres de HDPE de botellas de bebidas de HDPE, PP y PET. El material que contiene hasta un 100% de material reciclado se puede utilizar en la producción de envases para contacto alimentario de todo tipo.

«Para producir un material reciclado de tan alta calidad a partir de material de PCR, la máquina de reciclaje debe ofrecer un rendimiento de descontaminación muy alto», explica Thomas Hofstätter, ingeniero de proceso de EREMA GmbH.

«Mientras que el sistema de extrusión de alta desgasificación elimina principalmente sustancias altamente volátiles y de bajo peso molecular, EREMA ReFresher garantiza una reducción significativa de los compuestos orgánicos de baja volatilidad y alto peso molecular en la granza reciclada. Al mismo tiempo, el proceso termofísico trabaja de una forma particular ahorrando energía, porque aprovecha la energía térmica de la granza reciclada que aún está caliente después del proceso de extrusión», precisó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »