AP86

Avance con estrategia: Solvay en México

La compañía europea fija su objetivo: seguir creciendo en el país

Bélgica, el país conocido por sus ciudades medievales y su arquitectura renacentista, es el origen de Solvay, empresa química de materiales avanzados y especialidades, cuyo crecimiento en nuestro país lo demuestran sus más de 50 años de exitoso trabajo y su recién inaugurada planta de San Luis Potosí.

Fundada por Ernest Solvay, un autodidacta de la Química y la Física, quien ya premeditaba el carácter innovador de la firma, puesto que siendo muy joven, descubrió un método revolucionario para la obtención del carbonato de sodio por el proceso al amoníaco, conocido hoy como Proceso Solvay.

En 1863 se crea la compañía Solvay & Cie, a la provincia de Couillet. Para finales de 1888, su red de fábricas ya se extendía en los principales países industrializados de Europa. Actualmente cuenta con plantas y oficinas en más de 40 países.

Sus productos son utilizados en aeronaves, automóviles, baterías, dispositivos inteligentes y médicos, en la extracción de minerales y de petróleo, entre otras muchas aplicaciones que promueven la sustentabilidad. En nuestro país cuenta con plantas en Monterrey, Ciudad Juárez y Guadalajara, donde produce y distribuye varios tipos de productos químicos, como ácido peracético, azufre, cloruros y diferentes tipos de poliamidas.

La nueva planta en México de Solvay Performance Polyamides es la unidad donde se producirá el compuesto Technyl, material ampliamente utilizado en aplicaciones automotrices.

Para apoyar la estrategia de crecimiento de la firma en México, Marcos Curti, director en América de la unidad de negocio de Poliamidas de Alto Rendimiento, afirmó que nuestro país demuestra ahora una estabilidad económica importante -al contar con capacidad técnica- y que es también un lugar donde es fácil hacer inversiones. “Han demostrado ser competitivos”, asegura.

Con una inversión de más de 6millones de dólares, la planta, con capacidad de 10,000 toneladas, ya está plenamente en operaciones para atender a clientes regionales de los mercados automotriz y de bienes de consumo. Además, constituye un esfuerzo de la empresa por sustituir las importaciones que hacían anteriormente de sus plantas de Europa, Brasil y Asia.

“Ahora empezamos a cambiar porque tenemos aquí los mismos estándares de producción de otras de nuestras instalaciones en el mundo”, recalcó el directivo.

La nueva unidad, ubicada en el parque privado World Trade Center, aprovecha una superficie de 1800 m2, que comenzó su construcción en 2016. En agosto del año pasado arrancó la producción, tras las pruebas y aprobaciones de sus clientes más importantes. Cuenta con 20 personas que trabajan directamente en la fabricación de polímeros de ingeniería, aunque, de modo indirecto, da empleo a 100 más.

Es la primera en proveer resina para fortalecer la cadena productiva del Sector Automotriz, principalmente.

Con el crecimiento dinámico del Sector Automotriz, la visión de Curti es que la industria demandará “polímeros con más resistencia térmica, mayor capacidad de fluidez -para hacer piezas más complejas-,resistencia eléctrica, capacidad de trabajar con fluidos distintos, y que sean más fácilmente reciclables”, por lo que cada año trabajan en el desarrollo de nuevos materiales que son adaptados a las demandas del mercado nacional e internacional

 

Etiquetas
Close