Negocios y Capital Humano

BSI y BCI publican el informe BCI Horizon Scan 2021

En su más reciente edición, el informe BCI Horizon Scan 2021 también analizó el impacto que el COVID-19 ha tenido en las empresas en los últimos 12 meses.

Debido a la pandemia global por COVID-19, las empresas se han visto obligadas a continuar los negocios y fortalecer su resiliencia. Para ayudar a los profesionales a identificar los riesgos empresariales en el contexto actual, BCI publicó el informe BCI Horizon Scan 2021, patrocinado por BSI.

El informe es una herramienta de valor para los profesionales de la continuidad de negocio que proporciona tendencias sobre los incidentes a los que se han enfrentado las organizaciones en el último año; las principales amenazas y sus impactos para las organizaciones según los profesionales; el uso de la norma ISO 22301 y el costo de las interrupciones para las organizaciones. Este año, el informe también analiza el impacto que el COVID-19 ha tenido en las empresas en los últimos 12 meses.

Un año marcado por el COVID-19

El informe BCI Horizon Scan 2021 concluyó que las organizaciones han identificado un aumento en los riesgos y amenazas en el último año, en gran parte debido a la pandemia. En ese sentido, se ha revelado que las enfermedades no laborales se ubican ahora en la cima de la lista de riesgos empresariales.


Te puede interesar: Crece la confianza de los líderes empresariales en la resiliencia de las organizaciones


La falta de preparación también ha sido citada como la principal razón de la interrupción. En contraste, el informe del año previo, cuando las enfermedades no laborales ocupaban los últimos puestos de la lista de preocupaciones.

Este año, los incidentes relacionados con la salud son la segunda fuente más común de perturbación, siendo los problemas de salud mental la principal dolencia experimentada por los empleados y esto, afirman las empresas es resultado también del impacto de la pandemia.

Más vulnerabilidades para las empresas y nuevos riesgos

En los últimos 12 meses, el trabajo en casa se volvió clave para la continuidad de muchos negocios, pero también generó oportunidades a los ciberdelicuentes de explotar las vulnerabilidades de seguridad creadas al pasar a trabajar desde casa. Esto, unido a las interrupciones imprevistas de la red, hizo que los ciberataques y las interrupciones de las TI/telecomunicaciones ocuparan el cuarto y quinto lugar en la lista de riesgos.

Según concluye el informe Horizon Scan identifica nuevos riesgos emergentes para 2021 como resultado de los cambios en las circunstancias empresariales. El legado de COVID-19 ha hecho que los riesgos políticos y la violencia vuelvan a figurar entre los 10 primeros por primera vez en tres años, mientras que se prevé que continúen las perturbaciones en los servicios de TI y telecomunicaciones, sobre todo a medida que se introduzcan nuevas tecnologías en el mercado para ayudar a la sociedad a recuperarse tras la pandemia.

Finalmente, el estudio encontró que el riesgo climático sigue ocupando un lugar destacado en la agenda de las empresas. A mediano y largo plazo, las organizaciones identificaron los riesgos climáticos como la mayor preocupación, ya que se espera un mayor número de incidentes de clima extremo y un mayor número de gobiernos que establecen objetivos medioambientales, como el objetivo británico de cero emisiones en 2050.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »