AP84Sostenibilidad

Caña de azúcar de plástico

El plástico verde se posiciona en la industria

Con una producción anual superior a 20 millones de toneladas, Braskem es, en la actualidad, la petroquímica más grande de América Latina y ocupa el quinto lugar en el mundo en capacidad productiva de resinas termoplásticas y petroquímicos básicos. Es, además, fabricante mundial de biopolímeros, con una capacidad anual de 200 mil toneladas de producción del Plástico Verde I´m green, Polietileno (PE) , elaborado a partir de la caña de azúcar, de origen 100% renovable.

El Plástico Verde se ha convertido en el primer producto de la industria petroquímica brasileña con huella de carbono certificada por el nuevo sistema de medición y certificación de la huella de carbono de Productos de la ABNT (Asociación Brasileña de Normas Técnicas). La medición confirmó que el producto tiene una huella negativa (-2,78kg de CO2eq por kg de producto); es decir, ayuda a sustraer emisiones de dióxido de carbono de la atmósfera.

Además de ser 100 % reciclable, captura y fija 3,09 toneladas de CO2 de la atmósfera por cada tonelada de resina de origen renovable producida, colaborando con la reducción de emisión de los gases que propician el efecto invernadero. El producto presenta también las mismas características del PE tradicional y puede ser reciclado en la cadena ya existente.

Con el macroobjetivo de estar entre los líderes en la producción de productos químicos y resinas termoplásticas a partir de materias primas renovables, en 2016, Braskem alcanzó un nivel de evolución del 78% en relación con la meta de 2020, en la que la producción de PE Verde fue modernizada para mitigar el impacto en el medioambiente.

Recientemente, este PE se utiliza por primera vez en envases de azúcar refinado. La pionera es Azúcar Caravelas, una de las más importantes empresas de Brasil en ese segmento. El consumidor puede identificar los nuevos envases a partir del sello “I’m green”, visible en el frente del producto.

“La sustentabilidad es un pilar esencial en nuestra empresa. En ese sentido, el Plástico Verde es una importante iniciativa que consigue responder de manera efectiva a todas esas demandas, llevando una importante novedad a todo el segmento”, afirmó Javel Colombo, director comercial de Usina Colombo, productora del Azúcar Caravelas.

Para apoyar este tipo de acciones, Gustavo Sergi, director de Químicos Renovables de Braskem, mencionó que “hay una preocupación creciente de empresas en la adopción de soluciones innovadoras y de menor impacto ambiental. Este material encaja en los atributos que busca la empresa azucarera para sus productos: innovación y respeto por el medioambiente”.

En ese sentido, se presentó una nueva aplicación de este polímero en la Feiplastic. El compuesto se utilizará en el proceso de transformación en rotomoldeo, para aplicaciones de uso general, que van desde juguetes y muebles, hasta utensilios para la Industria Agrícola, mismos que podrán contener más de 50% de este material en su composición.

Se destaca que, tras más de un año de investigaciones, Braskem consolidó el proyecto de desarrollo de una solución con este biopolímero para la impresión 3D en ambientes de gravedad cero.

El proyecto se llevó a cabo a partir de un acuerdo de colaboración entre el equipo de Innovación y Tecnología de Braskem con Made In Space, empresa estadounidense líder en el desarrollo de impresoras 3D de gravedad cero y proveedora de la NASA.

Esta tecnología permite la manufactura de herramientas y piezas de repuestos en el espacio en resina de origen renovable, dando más autonomía a las misiones espaciales.

Finalmente, como lo afirmó José Augusto Viveiro, líder de desarrollo de nuevos negocios, de Renewable Chemicals, de Braskem, en la pasada Plastimagen, “en la cadena petroquímica, lo que nosotros queremos es que no haya más de dos pasos entre la materia prima y el producto final. Por eso, el uso de la tecnología hará más eficientes esta clase de materiales”.

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar