AP99Top

Carvajal Empaques: El plástico se posiciona como la mejor alternativa de envases

En entrevista para Ambiente Plástico, Ángel Alberto Herrera Jovel, directivo de Carvajal Empaques, nos habla sobre las tendencias en el mercado de envases y embalajes, además de los desafíos que enfrenta el Poliestireno en el sector. 

Carvajal nace en 1903, en Cali, Colombia. Carvajal Empaques representa cerca del 40% de los ingresos de la operación del Grupo. El resto se divide en los mercados Educación, Tecnologías, Servicios Financieros y Call Center, entre otros. La división de empaques tiene operaciones comerciales desde los Estados Unidos, hasta Chile, pasando por México, Perú, Ecuador, Colombia y Panamá (todo Centroamérica).
En cada región domina un segmento en particular o nicho de negocio; por ejemplo, la región sur, señala Ángel Alberto Herrera Jovel, director general de Región Norte, se especializa en la atención del mercado industrial: envases para yogurt, y todo tipo de productos lácteos, además de contenedores para margarina y jabones líquidos. 
La compañía también tiene una participación importante en el mercado masivo, o mayoreo. Se trata de todos los negocios pequeños, como taquerías, donde es común atender con platos, charolas y vasos de Unicel. Esta línea, refiere el directivo, representa cerca del 70% del negocio en Perú, el Caribe y México. “El segmento es un poco más informal, pero también muy interesante, sobre todo ahora después de la pandemia”. 
En autoservicio, Carvajal Empaques es un jugador clave. Sobre todo en la región norte. “Es un segmento diferente, la gente busca más el uso del producto por conveniencia; las personas no quieren lavar platos, entonces compran en el supermercado”. 
Una cuarta línea de la compañía atiende al sector agrícola con contenedores de PET (Polietilén Tereftalato) transparentes para berries, semillas, uvas… Un mercado muy activo en Chile, Perú y México. Mientras que, en la región norte, el enfoque ha sido más hacia bandejas industriales para carnes: pollo y cerdo, y para verduras. 
“Estamos a punto de migrar de una línea tradicional para el autoservicio: vaso cristal a base de Poliestireno (PS) transparente a PET, porque, en primer lugar, tiene la cadena de reciclaje más avanzada y, en segundo, porque vamos en tendencia con lo que el mercado está solicitando; también queremos que el PET a mediano plazo sea rPET (Polietilén Tereftalato reciclado)”.

Cambios en el mercado 

A pesar de que el rPET presenta precios elevados debido a lo complejo del acopio por el COVID-19, adoptar este material será el siguiente paso de la firma, una vez consolidada la migración de PS a PET en vasos de cristal: “En PET también tenemos contenedores transparentes para comida y ensaladas, y estamos a punto de lanzar cubiertos en PET transparentes; el mercado se está yendo a productos desechables; nosotros contamos con soluciones biodegradables y compostables”. 
Carvajal Empaques identifica en México un mercado de mayoreo enorme. De acuerdo con su vocero, todo lo que se produce en México se consume en México y apenas queda algo para la exportación. Esto ocurre, por ejemplo, durante el mes de octubre o temporadas invernales, que es cuando el consumo de vasos de Unicel cobra una demanda importante en el mercado informal, donde el plástico sigue siendo el producto más viable por su precio y rendimiento. 
Ante este panorama –agrega–, “la competencia es feroz, porque participan en el mercado grandes compañías”, además de que México, comparado con Centroamérica, “tiene la ventaja de fabricar gran parte de la materia prima en la región”, sin contar con que recibe PS expandido de Estados Unidos y Canadá.
“Definitivamente el trabajo de la industria en México tiene que ser enfocada al reciclaje; creemos muchísimo en la economía circular, lamentablemente no se ha avanzado en este tema desde la industria; el reciclaje del PET lo ha impulsado no la Industria del Plástico o la de Empaques, sino la industria de las Gaseosas o de las Bebidas como Coca-Cola y Pepsi”. 

Acciones sostenibles

A decir de Ángel Alberto Herrera, el Polipropileno (PP) tiene muchas oportunidades en economía circular, no así la espuma de Unicel que, por su peso liviano, representa un gran reto para el acopio:
“En Carvajal hemos avanzado con productos biodegradables y con productos aditivados; entendemos que no es la solución, pero lo que les estamos dando son productos que se pueden descomponer, biodegradar en periodos menores a tres años”. En este sentido –apunta–, se debe verificar que los productos con la leyenda “biodegradables” o “compostables” de la competencia “realmente lo sean”. 
Adicionalmente, hace énfasis en que el futuro en termoformadose dirige hacia el PET y el Polipropileno (PP)”. De ahí que Carvajal Empaques en Centroamérica apostara hace cinco años por estos materiales en la línea de rígidos, un hecho que hoy día, ante las necesidades del mercado, le permite a la compañía seguir compitiendo.
“La línea de térmicos de empaque de Unicel y de espuma, tiende a decrecer; en Centroamérica, los rígidos han mantenido un ritmo de 20% anual, mientras que la línea de térmicos decrece al 15% anual y la de espuma también va a la baja”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Translate »