IndustriaNoticias

Celda de moldeo automatizada produce envases de paredes delgadas con contenido reciclado

Arburg France colaboró con cinco empresas asociadas para desarrollar un proceso automatizado de alto volumen para moldear contenedores de paredes delgadas con material reciclado.

La subsidiara francesa del fabricante de máquinas de moldeo por inyección, Arburg, y cinco empresas asociadas lograron crear una celda de moldeo automatizada que produce envases de paredes delgadas a partir de contenido reciclado.

El objetivo del llamado proyecto Thin Wall Integra era desarrollar un proceso automatizado de alto volumen que pudiera lograr ciclos de producción rápidos y cumplir con parámetros de calidad consistentes.

Engel informó hoy la finalización exitosa del proyecto y precisó que los socios del proyecto incluyeron al fabricante de moldes Collomb, la empresa de robótica Pagès Group, el especialista en etiquetado en molde (IML) Verstraete, la empresa de flujo de materiales Koch-Technik y el proveedor de materiales Borealis.

Te puede interesar: Hultek creará un nuevo hub dedicado a producir piezas de hule

El proceso de producción se articula en torno a una celda de moldeo por inyección totalmente automatizada anclada por la Allrounder 720 H híbrida de Arburg con un molde de una sola cavidad. Los ciclos completos tardan unos cinco segundos.

Celda de moldeo automatizada produce envases de paredes delgadas con contenido reciclado
Los cubos de cinco litros de paredes delgadas contienen más del 55% de contenido reciclado.

Un sistema de manipulación con brazo telescópico en la parte trasera de la máquina carga etiquetas IML en el molde. Los robots retiran los cubos etiquetados y los apilan en una estera de depósito, donde otro robot los recoge y paletiza. El material reciclado se introduce continuamente en el proceso de producción a través de un sistema de transporte automático.

Además de demostrar lo que se puede lograr al canalizar áreas discretas de experiencia en un proyecto colaborativo enfocado, el esfuerzo también avanzó en los objetivos ambientales, dijo Arburg. El producto terminado contiene un 55 % de material reciclado y el “diseño ecológico” permite un ahorro de material de hasta un 35 %. Los cangilones son apilables, por lo que se conservan los recursos de transporte e inventario. Además, las etiquetas cumplen con la tecnología HolyGrail 2.0, a través de la cual se aplican marcas de agua digitales a los envases para facilitar la clasificación y el reciclaje.

El proyecto Thin Wall Integra fue el punto focal de una jornada de puertas abiertas en Collomb en Oyonnax, el centro del Plastics Valley de Francia, el 12 de enero de 2022.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner