IndustriaNoticias

Celebra Crystex de Eastman su 75 aniversario

La historia de Crystex comenzó en 1944 cuando la compañía química Stauffer registró una patente para su producto de azufre insoluble. 

El nombre de la solución se deriva de “No Crystals” y “Crystals-X” como una explicación de la función del producto y sus beneficios a los fabricantes de llantas. Con el crecimiento de la marca se introdujeron altos grados de estabilidad termal y, en corto tiempo, se reconocieron sus propiedades robustas en entornos de producción cada vez más desafiantes.

De acuerdo con Brock Thomas, director de tecnología de aditivos para neumáticos de Eastman, otro de los logros de Crystex se presentó a mediados de siglo con la introducción de grados de dispersión mejorados, al beneficiar el procesamiento en las operaciones de mezclado de caucho, sin sacrificar propiedades clave.

A decir de Gunes Celik, vicepresidente y gerente general de aditivos para neumáticos de la compañía, las innovaciones deben desarrollarse con los estándares más altos y entregar el nivel de desempeño y calidad. Bajo ese contexto, explicó que los fabricantes de neumáticos buscan optimizar su energía, sus costos laborales y de capital, así como incrementar la productividad.

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar