IndustriaNoticias

ChemCycling: reciclaje químico de residuos mediante pirólisis

ChemCycling utiliza un método permite convertir los residuos plásticos en nueva materia prima para la fabricación de nuevos plásticos.

BASF puso en marcha el proyecto ChemCycling basado en la transformación química para recuperar mediante pirólisis residuos plásticos que son difíciles de reciclar mecánicamente. El espectro de estos materiales abarca plásticos mixtos, plásticos contaminados con residuos o envases multicapa de alimentos.

ChemCycling utiliza un método permite convertir los residuos plásticos en nueva materia prima para la fabricación de nuevos plásticos, reduciendo así el consumo de recursos fósiles finitos. BASF confirmó que durante el proceso se utilizará un mínimo de energía térmica externa porque el gas de pirolisis genera la energía necesaria para el proceso.

“Este es un proyecto muy ambicioso de BASF, de cara a desarrollar tecnologías de reciclado químico”, explicó Daniel Campo, Director Comercial de BASF en España y Portugal, durante un coloquio celebrado en el marco de la feria Expoquimia.


Te puede interesar: BASF lanza los aditivos IrgaCycle para mejorar propiedades de plásticos reciclados


“El primer sector que está demandando productos reciclados es el del envasado -añadió Campo-, especialmente por las nuevas restricciones en el uso del plástico y la concienciación del consumidor. Pero existen otros sectores de gran consumo, como el textil, el calzado o el mueble que también están fijándose objetivos en este sentido. Y no olvidemos otro sector de gran relevancia como la automoción. Son muchas las grandes marcas que ya se han fijado objetivos de uso de plástico reciclado en el futuro”.

Primeros resultados

La compañía química destacó que ya se ha logrado manufacturar productos derivados del proyecto ChemCycling: “Los primeros productos para clientes producidos con el sistema han incluido envases de alimentación, componentes de refrigeradores y cajas aislantes, y fueron manufacturados a escala piloto y probados por los clientes para las aplicaciones correspondientes”, detalló el director comercial de BASF.

Campos también se mostró optimista con respecto a la acogida que productos basados en la economía circular están teniendo, tanto en el ámbito de las empresas como en el de los consumidores finales, quienes “hoy están mucho más informados y toman decisiones de consumo basándose en criterios de sostenibilidad“.

Un ejemplo de aplicación del proyecto de reciclaje químico ChemCycling es el EcoCart e-180, el primer carro de supermercado ecológico, desarrollado por Polycart, totalmente fabricado con plástico postconsumo.

Las partes estructurales del carrito están fabricadas con Ultramid, un plástico procedente de este sistema de reciclaje por pirólisis. EcoCart e-180 está fabricado con plástico reciclado posconsumo sin mezclar otros materiales ni ningún tipo de aditivo industrial. Se produce únicamente en el color gris derivado del material reciclado y revalorizado, y no utiliza colorantes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »