TecnologíaTop

CIATEQ, en la Unidad San Luis Potosí, la forma de hacer mejores moldes

El CIATEQ fortalece las capacidades de sus técnicos para poder capacitar a estudiantes de tecnológicos enfocadas a moldes, troqueles y herramentales de nivel medio.

El valor del mercado de moldes es de 5 mil millones de dólares, el 90% de los herramentales se importan y la mayor parte de la industria mexicana de MTH la conforman pequeñas empresas con necesidad de información y de recursos humanos, asevera Enrique Villegas, director del CIATEQ, en la Unidad San Luis Potosí.

Ante ese panorama, y haciendo un ejercicio de planeación estratégica, el CIATEQ descubrió que el conocimiento estaba fuera de México, de modo que, como Centro Público de Investigación, se dieron a la tarea de buscar diferentes opciones en el mundo.

“Vimos lo que hacen los chinos, los canadienses, los españoles, los portugueses y los alemanes. Encontramos en Portugal, un país que solo tiene 10 millones de habitantes y que está integrado por muchas pequeñas empresas, sobre todo de moldes de inyección de plástico, un ecosistema desarrollado por ellos mismos, propicio para investigación, desarrollo tecnológico e innovación”.

 

Explicó que este modelo, de mediados del siglo pasado, cuando Portugal transitaba del vidrio al plástico, fue adaptado para México y lo que el CIATEQ hizo, en primer lugar, fue fortalecer las capacidades de sus técnicos para poder capacitar a otros técnicos, estudiantes de tecnológicos y carreras enfocadas a moldes, troqueles y herramentales de nivel medio.

“Mandamos una primera generación a Portugal para que se preparara por espacio de seis meses; fueron 15 compañeros que estuvieron viviendo allá, y fue una enseñanza tanto práctica como teórica. Esos técnicos regresaron y están trabajando actualmente aquí, en San Luis Potosí”.

Hasco: el valor de la proveeduría regional frente al COVID-19

No obstante, la idea de mandar una segunda y tercera generación se vio interrumpida por la cancelación de algunos fondos y por la propagación del SARS-CoV-2 a nivel mundial.

“El proyecto es muy joven, nosotros recibimos un financiamiento de un programa de carácter regional de Conacyt: FORDECyT, un programa que lamentablemente ya no lo tenemos, pero este programa nos permitió invertir en una nave, en el equipamiento y, como dije, en la formación de nuestra gente”.

Señaló que una de las formas para continuar con el programa y medir su impacto podría ser a través de becas que los propios empresarios pueden otorgar para formar jóvenes que transiten por el CIATEQ y que, al cabo de uno o dos años, sean estos mismos jóvenes los que se incorporen a las empresas promotoras.

“Eso me parece que sería algo muy valioso, porque los empresarios invertirían en la formación de ese recurso humano a nivel técnico y posteriormente lo incorporarían a sus empresas”.

Si bien considera que México entró tarde a la fabricación de moldes, Enrique Villegas también está convencido de que las oportunidades para desarrollar la industria mexicana de MTH se multiplican con la entrada en vigor del T-MEC.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »