ProcesosRecicladoSostenibilidad

Científicos chinos identifican bacterias que comen Polietileno

Una combinación de bacterias fue capaz de descomponer no solo el Tereftalato de Polietileno (PET), a partir del cual se fabrican las botellas, sino también Polietileno, que se utiliza para hacer bolsas de plástico.

Diferentes enzimas y bacterias son capaces de descomponer distintos tipos de polímeros, especialmente el PET, pero, ¿existen bacterias que comen Polietileno (PE)? Un nuevo estudio científico lo confirma.

Científicos chinos identificaron una mezcla de bacterias marinas capaces de descomponer el Polietileno, uno de los plásticos más utilizados en el planeta y cuya mala disposición de desechos ha creado un problema de contaminación ambiental.

La investigación realizada Instituto de Oceanología de la Academia de Ciencias de China en Qingdao, provincia de Shandong, en el este de China, es la primera en establecer un vínculo directo con el Polietileno y la conocida capacidad de algunas bacterias para descomponer el plástico.


Te puede interesar: Enzimas que comen poliéster aceleran la desintegración de plásticos biodegradables


Bacterias que comen Polietileno

En el estudio, publicado en el Journal of Hazardous Materials el 23 de abril, un equipo dirigido por Sun Chaomin reportó el descubrimiento de una combinación de bacterias que era capaz de descomponer no solo el Tereftalato de Polietileno (PET), a partir del cual se fabrican las botellas, sino también Polietileno, que se utiliza para hacer bolsas de plástico.

El equipo agregó bacterias a las muestras de Polietileno y Tereftalato de Polietileno, y tras las pruebas quedó claro que una combinación particular de tres tipos de bacterias estaba causando un «daño obvio» a la película de polietileno, que incluía hacer «numerosas grietas y agujeros profundos».

Según apuntan los científicos en el documento, proximadamente 5 millones de toneladas de plástico se vierten en los mares y océanos cada año y los científicos están ansiosos por encontrar una forma ecológica de deshacerse de él.

Este descubrimiento es sumamente importante para el estudio y desarrollo de técnicas para el desecho responsable de materias plásticas, además de ser uno de los primeros en abordar los materiales de Polietileno.

“En comparación con los extensos estudios sobre bacterias y enzimas que degradan el PET, la investigación sobre la degradación del PE está muy por detrás”, se puede leer en el estudio.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »