IndustriaNoticiasSostenibilidad

Científicos convierten botellas de plástico en saborizante de vainilla

Un equipo de investigadores de la Universidad de Edimburgo han conseguido elaborar saborizantes de vainilla a partir de botellas de plástico.

Convertir botellas de plástico en saborizante de vainilla no es lo primero que se viene a la mente cuando se habla de reciclaje, sin embargo, un grupo de investigadores de la Universidad de Edimburgo lo ha conseguido.

De acuerdo con un reporte de dicha universidad del Reino Unido, a través de un trabajo de ingeniería con Escherichia Coli (E.coli) común, un equipo de trabajo logró descomponer a nivel básico el ácido tereftálico derivado del Tereftalato de Polietileno (PET) en vainilla sintética.

La investigación, publicada en la revista Green Chemistry, encontró que las bacterias E. coli se pueden modificar genéticamente para que el ácido tereftálico del plástico se pueda convertir en vainilla e implementar de forma sostenible.

Este compuesto, se encuentra principalmente en los frijoles de vainilla, siendo estos responsables de su característico aroma y sabor, utilizado en innumerables recetas y productos de grado alimentario, además de en diversos cosméticos.

Así son las primeras Barbies hechas con plástico reciclado

“Este es el primer ejemplo del uso de un sistema biológico para convertir los residuos plásticos en un valioso producto químico industrial y esto tiene implicaciones muy interesantes para la economía circular”, detalló Joanna Sadler, autora principal del estudio.

“Los resultados de nuestra investigación tienen importantes implicaciones para el campo de la sostenibilidad del plástico y demuestran el poder de la biología sintética para abordar los desafíos del mundo real”, señaló la también investigadora de la Universidad de Edimburgo.‎

Cabe destacar que los investigadores ya han desarrollado enzimas mutantes para descomponer el polímero de Tereftalato de Polietileno utilizado para las botellas de un solo uso. Con estas bacterias modificadas genéticamente, han conseguido convertirlo en vainillina sintética lista para utilizarse en las industrias de la cosmética y la alimentación.

La vainillina se sintetiza actualmente a partir de productos químicos derivados de combustibles fósiles, por lo que el nuevo descubrimiento podría apoyar a la descarbonización y la economía circular.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner