TecnologíaTop

Crean un parche de vacuna COVID impreso en 3D

El parche de plástico impreso en 3D generó una respuesta significativa de anticuerpos específicos de antígenos y células T que fue 50 veces mayor que una inyección administrada debajo de la piel.

Cada vez más personas son vacunadas contra el COVID-19 en todo el mundo, sin embargo, todavía hay millones que temen a las agujas. Con esto en mente, profesionales médicos desarrollaron un parche de vacuna impreso en 3D compuesto por una serie de microagujas tan pequeñas que se administra directamente en la piel.

Investigadores de la Universidad de Stanford y la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill afirman que la respuesta inmunitaria es 10 veces mayor que con una vacuna administrada mediante un pinchazo de aguja.

Aunque los parches de microagujas se han estudiado durante décadas, los científicos dijeron que su gran avance se produjo gracias a la impresión 3D de microagujas en un parche de polímero que son lo suficientemente largas para llegar a la piel para administrar vacuna.

La impresión 3D permite la personalización de las microagujas para el desarrollo de varios parches para vacunas contra la gripe, el sarampión, la hepatitis o COVID-19. El parche de la vacuna se aplica directamente sobre la piel, que está llena de células inmunitarias a las que se dirigen las vacunas.


Te puede interesar: Boston Micro Fabrication lanza impresora 3D de resolución ultra alta


«Al desarrollar esta tecnología, esperamos sentar las bases para un desarrollo global aún más rápido de vacunas, en dosis más bajas, sin dolor ni ansiedad», dijo el autor principal del estudio, Joseph M. DeSimone, profesor de medicina traslacional e ingeniero químico en la Universidad de Stanford y profesor emérito en UNC-Chapel Hill.

El parche requiere una dosis menor de vacuna

Según se informa, los resultados del estudio muestran que el parche de vacuna impreso en 3D generó una respuesta significativa de anticuerpos específicos de antígenos y células T que fue 50 veces mayor que una inyección administrada debajo de la piel. Se ha publicado un artículo en Proceedings of the National Academy of Sciences.

La mayor respuesta inmune podría conducir a un ahorro de dosis, señaló un comunicado de prensa publicado en el sitio web de UNC-Chapel Hill. Un parche de vacuna con microagujas requiere una dosis más pequeña para generar una respuesta inmune similar a la de una vacuna administrada con una aguja.

También elimina algunos problemas logísticos que afectan a los métodos convencionales de administración de vacunas. Los parches que incorporan microagujas recubiertas de vacuna que se disuelven en la piel podrían enviarse a cualquier parte del mundo sin requisitos especiales de manipulación o almacenamiento en frío. Además, pueden autoadministrarse. La facilidad de uso de un parche de vacuna puede conducir a tasas de vacunación más altas, según los investigadores.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »