IndustriaNoticias

Científicos descubren gusano capaz de comer plástico

Los gusanos pueden alcanzan entre 5 a 6 cm en su tamaño máximo y son nativos de Centroamérica y la zona septentrional de Sudamérica.

Investigadores de la Universidad de Queensland (UQ), en Australia, descubrieron una especie de gusano capaz de comer plástico y que podría ser clave para avanzar en materia de reciclaje de desperdicios plásticos.

El gusano Zophobas, explican los investigadores es capaz de alimentarse de Poliestireno. Se trata de una larva que usualmente es utilizada para alimentar a mascotas, sin embargo, recientemente se descubrió que posee una enzima bacteriana en su intestino que le permite digerir y alimentarse de Poliestireno.

El doctor Chris Rinke y su equipo de la Facultad de Química y Biociencias Moleculares de la UQ criaron durante tres semanas un grupo de «súper gusanos» con tres dietas distintas. El primero recibió un menú a base de salvado, mientras que el segundo recibió Poliestireno.

«Descubrimos que los ‘súper gusanos’ alimentados con una dieta de solo poliestireno no solo sobrevivieron, sino que incluso aumentaron de peso de forma marginal. Esto sugiere que pueden obtener energía del Poliestireno», señaló Rinke.

Te puede interesar: Gusanos que comen plástico: ¿una solución para el problema de residuos?

Los gusanos pueden alcanzan entre 5 a 6 cm en su tamaño máximo y son nativos de Centroamérica y la zona septentrional de Sudamérica. En la investigación publicada en la revista científica Microbial Genomies, Rinke, científico a cargo de la investigación describió a las larvas como «mini-plantas» de reciclaje que trituran este material plástico con la boca para después alimentar a las bacterias de su intestino.

Los investigadores ahora creen que las características del estómago de estas larvas podría ser la clave para impulsar soluciones a gran escala para el problema del mal manejo de los desechos plásticos.

Si bien durante la investigación se comprobó que los «súper gusanos» alimentados con plástico sobrevivían, ganaban volumen y llegaban a completar su transformación en escarabajos, el objetivo ahora será lograr aprovechar las enzimas dentro de estas larvas, ya que una dieta exclusivamente de Poliestireno provocó una pérdida en la diversidad microbiana de sus intestinos.

De esta forma, el equipo de investigadores detalla que el objetivo ahora será comprender e imitar el proceso que permite a los “súper gusanos” triturar y digerir el Poliestireno para después trasladar este procedimiento a grandes plantas de reciclaje.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner