Expertos OpinanManejo de MaterialesTop

Cinco mitos sobre el impacto ambiental de los plásticos de un solo uso

Un artículo publicado en la revista Environmental Sciene & Technology encontró que la producción y eliminación de los envases sólo representa un pequeño porcentaje de los impactos ambientales globales.

El plástico se ha convertido en el objetivo de una campaña que, bajo el lema de salvar al medio ambiente, busca erradicarlo a toda costa, pero, ¿qué tan graves son sus impactos? Un estudio elaborado por integrantes de la Universidad de Michigan (UM) asegura que el impacto ambiental de los plásticos ha sido exagerado.

Shelie Miller, ingeniera ambiental de la Universidad de Michigan, publicó esta semana un artículo en la revista Environmental Sciene & Technology en el que destaca que la producción y eliminación de los envases sólo representa un pequeño porcentaje de los impactos ambientales que un producto (como refrescos, artículos de limpieza, etc.) ocasiona durante su vida útil.

Bolsas de plástico son más sostenibles que las de papel y algodón: científicos

Cinco percepciones erróneas más comunes sobre el impacto ambiental de los plásticos

En su artículo, Five Misperceptions Surrounding the Environmental Impacts of Single-Use Plastic, la experta destaca cinco aspectos en los que el impacto ambiental de los plásticos de un solo uso ha sido mal entendidos. Estos son:

  1. Los envases de plástico son el mayor contribuyente al impacto ambiental de un producto; el producto dentro del envase suele tener un impacto ambiental mucho mayor.
  2. El impacto ambiental de los plásticos es mayor que el de cualquier otro material de embalaje. La autora precisa que el plástico generalmente tiene un impacto ambiental global menor que el vidrio o el metal de un solo uso.
  3. Los productos reutilizables siempre son mejores que los plásticos de un solo uso. Se trata de una realidad a medias, ya que los productos reutilizables tienen un impacto ambiental menor sólo cuando se reutilizan las veces suficientes para compensar los materiales y la energía utilizados para fabricarlos.
  4. El reciclaje y el compostaje deberían ser la mayor prioridad. Los beneficios ambientales asociados con el reciclaje y el compostaje tienden a ser pequeños cuando se comparan con los esfuerzos para reducir el consumo general.
  5. Las estrategias de “cero residuos” que eliminan los plásticos de un solo uso minimizan los impactos ambientales. Los beneficios de desviar los residuos del vertedero son pequeños en relación al impacto total de un evento.

El embalaje no es el único problema

Otro artículo, «Plásticos, residuos y reciclaje: no es solo un problema de embalaje», publicado recientemente en Science Daily, presentó un mapa detallado de los flujos de plásticos desde la producción hasta el uso y la gestión de residuos y por tipo y mercado.

De acuerdo con el reporte, muchos bienes duraderos que utilizan grandes cantidades de plástico no se reciclan.

“Los consumidores tienden a centrarse en el impacto del embalaje, más que en el impacto del producto en sí mismo. Pero el consumo consciente que reduce la necesidad de los productos y elimina el desperdicio es mucho más efectivo para reducir el impacto ambiental general que el reciclaje”, señala Miller, profesora asociada de la Escuela de Medio Ambiente y Sostenibilidad y directora del Programa de Medio Ambiente de la UM.

“Es fundamentalmente más fácil para los consumidores reciclar el embalaje de un producto que reducir voluntariamente su demanda de ese producto, que es probablemente una razón por la que los esfuerzos de reciclaje son tan populares”, destaca la experta.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »