fbpx
Top

Cleantho Leite: “Después del COVID-19 la vida sigue”

En entrevista para Ambiente Plástico, Cleantho Leite, directivo de Braskem Idesa, nos habla de los desafíos de la Industria del Plásticos frente al COVID-19. 

Ante la pandemia de COVID-19, uno de los objetivos más importantes de la compañía es proteger la salud de los empleados, proveedores, del personal subcontratado en el área de logística, seguridad de las plantas y oficinas, asegura Cleantho Leite, director de Relaciones Institucionales, Desarrollo de Nuevos Negocios, Energía, Marketing Institucional y Comunicación Externa de Braskem Idesa.

Sobre este punto, es importante mencionar que Braskem Idesa, previo a las medidas sanitarias impulsadas por las autoridades, ya implementaba en sus fábricas y oficinas corporativas estrategias de higiene y sanidad, además del trabajo a distancia de las áreas administrativas. 

Para garantizar la operación hacemos revisión de temperatura en todas las personas, hay mayor espacio dentro de los omnibuses, implementamos cabinas de sanitización a la entrada y salida de la planta, tenemos varios protocolos para identificación temprana de casos sospechosos”.

La transición inmediata al home office, explica nuestro entrevistado, fue posible gracias a la infraestructura de TI (Tecnología de la Información), como software, almacenamiento en la nube o cloud computing, y diversas soluciones con las que el Grupo lleva trabajando varios años. 

“La base tecnológica para la movilidad de los empleados en Braskem Brasil y Braskem Idesa México ya la teníamos antes de la pandemia por COVID-19”.

En relación al precio del petróleo, hizo hincapié en la caída que experimentó el crudo por el exceso de producción y la baja demanda; fenómeno que, por cierto, ocurre desde principios de año, por lo que, recientemente, y en sesión extraordinaria, se llegaron a acuerdos con la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) a fin de estabilizar el mercado, aunque los retos, en este sentido, continuarán seguramente. 

Marzo y abril fueron los meses en los que el mundo estuvo más parado; no obstante, se espera que en mayo el nivel de actividad empiece a estabilizarse; Estados Unidos y Europa se van reactivando gradualmente; China está un poco más avanzado”. 

Esta situación –explicó–, impactó a toda la cadena plástica, puesto que el mercado registró un exceso de oferta y poca demanda. 

Otro de los retos actuales es el abasto insuficiente de materia prima por parte de Pemex (Petróleos Mexicanos), de ahí que Braskem Idesa importe etano para seguir operando la planta en un 90% de la carga. 

Oportunidades frente al COVID-19

El plástico demostró sus beneficios frente a la pandemia por COVID-19 y uno de los segmentos más destacados es el de envases y embalajes, cuyas aplicaciones trascienden en e-commerce. El plástico, en efecto, es en todo el mundo un material tan indispensable, como la necesidad de una legislación que en lugar de prohibir, promueva el reciclaje. 

Bajo ese contexto, y a decir de Cleantho Leite, la contaminación por residuos plásticos es compartida entre industria, sociedad y gobierno, por lo que, en conjunto, se debe promover una colecta selectiva, así como un reaprovechamiento de los materiales: “Es trabajar en equipo y no de manera unilateral y sin entender las consecuencias”.

Responsabilidad social

Para contrarrestar los efectos de la pandemia por COVID-19, en temas sociales y de salud, Braskem Idesa distribuye implementos de higiene y de despensa básica a los operadores de las fábricas y a la población cercana a las plantas. Cabe destacar que en el complejo todos trabajan con máscaras y cubrebocas; una medida de higiene que, según lo referido, continuará cuando el personal administrativo regrese después de la contingencia sanitaria. 

“Seguiremos tomando medidas intensas, porque al final hay que pensar en la salud de las personas y en las condiciones que garanticen la continuidad de la operación”.

Adicionalmente, Braskem Idesa ha donado soluciones que hacen frente a la pandemia por COVID-19, como gel antibacterial, sanitizantes, cubrebocas y caretas, entre otras, además de que provee de alimentos tanto a médicos, como a enfermeros y enfermeras de los principales hospitales en la región de Coatzacoalcos.

“Semanalmente examinamos nuevas ideas que podamos llevar a cabo en colaboración con nuestros clientes y lo seguiremos haciendo hasta que la situación se normalice”. 

Como menciona Cleantho Leite, la vida continúa hoy y lo seguirá haciendo aún después de la crisis sanitaria, por lo que es crucial mantener la calma en estos momentos. 

En unos meses –apunta–, la sociedad demandará los insumos que las industrias Petroquímica, de Transformación de Plásticos, de Bienes de Consumo…, ofrecen para facilitar y hacer más segura la vida del ser humano. 

“Tenemos que ser cuidadosos con nuestros negocios, cuidar de la caja, del inventario, cuidar de la productividad, pero sobre todo cuidar de la salud de todos nosotros y de nuestros colaboradores, porque la vida continúa y la sociedad va a seguir consumiendo plástico”.

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar