IndustriaNoticiasSostenibilidad

Cómo los fabricantes pueden crear impactos positivos al medio ambiente

No es casualidad que los últimos cuatro años hayan sido los más calurosos de la historia. 

Según la Organización de las Naciones Unidas, las emisiones globales contaminantes alcanzan niveles sin precedentes. Además, el nivel del mar aumenta, el daño a la salud es más notable e incrementan los riesgos de seguridad alimentaria. 

Se puede pensar que los responsables de estos efectos son las grandes industrias; sin embargo, algunas de las acciones cotidianas, incluso dentro de las oficinas, también contribuyen a esta situación.

Por ejemplo, una gran parte de los muebles contiene solventes, pegamentos y pinturas con compuestos químicos volátiles que son perjudiciales para las personas y el medio ambiente.

Al respecto, muchas industrias y empresas manufactureras llevan a cabo acciones que buscan detener el cambio climático. No obstante, los fabricantes también deben pensar en cómo revertir los impactos negativos que han producido a lo largo de los años. 

Para alcanzar este fin, Humanscale enumera puntos importantes que pueden conducir a impactos positivos netos: 

1) Las emisiones de gases de efecto invernadero y los residuos en los procesos de producción son los elementos más contaminantes. Considerar el uso de energía eléctrica generada con paneles solares y la reutilización del agua de lluvia para los procesos de producción puede representar un ahorro considerable de estos recursos para el medio ambiente y una reducción significativa de las emisiones de contaminantes. 

2) Tener como objetivo la certificación del producto permite que tanto el fabricante como el usuario final tomen decisiones conscientes. 

3) Las etiquetas de transparencia de materiales son esenciales para la estrategia de certificación y crean conciencia en la cadena de suministro. La mayoría de los muebles que se encuentran tradicionalmente en un espacio de trabajo son contaminantes y pueden liberar gases nocivos que afectan negativamente a las personas y al medio ambiente. 

4) La evaluación antes, durante y después del proceso de desarrollo del producto puede contribuir a medir el impacto potencial en el medio ambiente. A través de esta estrategia, se puede usar menos materiales, redirigir el proceso y crear mejores productos y hacerlos más duraderos.

5) Fomentar un enfoque proactivo para la sostenibilidad en toda la empresa generará una cultura empresarial consciente. Esto también facilitará el diálogo abierto entre los clientes y generará asociaciones significativas.

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar