Procesos

¿Cómo optimizar el inventario de forma permanente?

Por Christian Lütkemeyer y Ole Grasedyck de Miebach Consulting

El exceso o escasez de existencias son problemas críticos en muchas empresas, particularmente en estos tiempos, cuando los mercados son cada vez más volátiles y las cadenas de valor más complejas. Las empresas están sujetas a cambios constantes, incluyendo reestructuraciones frecuentes. En este contexto, la implementación de la gestión sistemática del inventario es particularmente difícil, pero el potencial de optimización es enorme.
Operativamente, el impacto de contar con existencias adecuadas es crítico. Pero financieramente también. Una gestión total e implementada sistemáticamente libera capital inmovilizado y es redituable, en cualquier caso, porque produce una valiosa liquidez a corto plazo.
Una optimización estructurada garantiza que las existencias estén disponibles en la cantidad «correcta» y en los lugares «correctos» de la cadena de suministro. De esta manera, una empresa puede implementar una iniciativa de optimización y aun así registrar inventarios crecientes. Por ejemplo, aumentar el stock de artículos “A” tiene sentido si esto conducirá a una mayor disponibilidad y, en consecuencia, a un aumento de las ventas y los márgenes de beneficio.
El enfoque de los proyectos existentes diferenciados y holísticos de inventarios no es necesariamente la reducción, sino la optimización.

Reducir objetivos en conflicto

Es muy deseable contar con existencias a lo largo de la cadena de suministro para garantizar el alto nivel de servicio logístico a clientes externos o internos. El nivel logístico de servicio incluye los siguientes parámetros: 

  • capacidad de entrega
  • tiempo de entrega 
  • cumplimiento de las fechas de entrega

Sin embargo, los objetivos «alto nivel de servicio» e «inventario mínimo» a menudo se enfrentan entre sí en la empresa. El conflicto clásico entre estos dos debe manejarse adecuadamente. De hecho, es esencial equilibrar continuamente ambos.

Los retos fuera del almacén

Las causas del exceso se pueden identificar en casi todos los departamentos de la compañía que están directa o indirectamente involucrados en la creación de valor. Estos elementos se encuentran en ventas, control de producción, producción, almacenamiento, logística, compras y mantenimiento. 
Como es de esperarse, hay objetivos en conflicto entre los diversos departamentos. Estos a menudo no se toman en cuenta en la planificación del inventario. Como resultado, la optimización no se aborda de manera integral en muchas empresas y, por lo tanto, sólo se atienden aspectos parciales. Por otro lado, los niveles óptimos calculados o los parámetros óptimos de planificación frecuentemente se ingresan una sola vez en los sistemas ERP y ya no se actualizan. Si las condiciones generales cambian, estos parámetros fijos o estáticos pueden conducir a decisiones de planificación incorrectas.
Los niveles demasiado altos o demasiado bajos también tienen un impacto significativo en las empresas. Las existencias escasas de producto en el mercado conducen rápidamente a estantes vacíos, a incapacidad de entrega y pérdida de ventas y ganancias. Las existencias excesivas, especialmente cuando se trata de productos de temporada, a menudo bloquean valiosas ubicaciones de almacenamiento y picking durante semanas. La interconexión de la gestión de inventario con el proceso de S&OP y la previsión asociada y la planificación de la demanda también se descuidan a menudo. La optimización debe ser integral e implementarse estratégicamente.
Optimizar inventario

Beneficios de una gestión integral

Algunos objetivos básicos en la gestión integral pueden ser:

  1. Hasta 30% menos de existencias en la red y en la empresa.
  2. Hasta 10% – 20% más de plazos de entrega.
  3. Hasta 25% de tiempos de producción más cortos.
  4. Implementación de procesos y estructuras de mejores prácticas.

Conclusión

Hay varios enfoques para la optimización del inventario en una empresa. Un enfoque holístico o integral puede abrir un gran potencial. La optimización no es sólo una forma de reducir el capital de trabajo. También establece el rumbo para un mejor servicio al cliente, plazos de entrega más cortos y ventas adicionales. 
Es importante no sólo reconocer el potencial, sino implementar una gestión optimizada en la empresa de forma permanente. 
Se debe formalizar un «equilibrio» entre el nivel de inventario, por un lado, y el nivel de servicio logístico, por el otro, y luego  iniciar un proceso de revisión con todos los departamentos involucrados.

Christian Lütkemeyer
 
 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Translate »