InnovaciónNoticiaNoticias

Componentes plásticos mejorarán eficiencia de instalaciones geotérmicas

La energía geotérmica emplea el calor acumulado en el interior de la tierra como fuente de energía para sistemas de climatización.

Desarrollados en el proyecto GEOCOND, en el que participa AIMPLAS, los componentes plásticos reducirán la profundidad de las perforaciones del terreno hasta en un 20% y ahorrará en un 25% el coste de instalación.

La iniciativa, de tres años y medio de duración, consigue sus primeros resultados. En el caso concreto de las sondas geotérmicas, el Instituto Tecnológico del Plástico participa en el desarrollo y procesado por extrusión a escala de planta piloto de diferentes formulaciones plásticas de alta conductividad térmica.

La Universidad Politécnica de Valencia lidera a las 10 empresas que forman parte del proyecto europeo. Además, cuenta con la participación de diversos expertos en fabricación y componentes de sistemas geotérmicos

Tanto las formulaciones como las tuberías conductoras se obtendrán próximamente a escala industrial en las instalaciones de Silma y Caudal Extruline Systems, respectivamente.

Energía geotérmica
En estos sistemas, el calor se capta mediante una sonda geotérmica enterrada, que consiste en un tubo de material plástico (Polietileno) por el que circula un fluido caloportador. De entre las diferentes configuraciones posibles, la sonda geotérmica se instala verticalmente respecto al terreno.

Adicionalmente, es necesario realizar perforaciones a profundidades de unos 100 metros. Dichas excavaciones se rellenan con materiales específicos. El principal coste de estas instalaciones reside en las perforaciones que se realizan en el terreno.

El proyecto GEOCOND está financiado por el programa H2020 de la Unión Europea (nº contrato 727583).

Etiquetas

Artículos relacionados

Close