AP92

Con apariencia de cera

El uso del Polietileno cobra importancia en todas las industrias.

El Polietileno (PE) es un material termoplástico, de fabricación económica y simple. De acuerdo con estudios recientes, a nivel global se producen cada año cerca de 80 millones de toneladas.

Cabe destacar que por sus dobles enlaces de carbono, el PE también ofrece una alta resistencia a la penetración de humedad. De ahí que se puedan fabricar envases de este material para alimentos líquidos.

Si bien en 1945 se adoptó a este polímero como aislante de los cables submarinos, muy pronto su uso se diversificó en todas las industrias debido a otras ventajas notables como su elasticidad y su protección a los rayos UV.

Nuevas aplicaciones

Gracias a la tecnología es posible diseñar bienes que facilitan al ser humano su adaptación al medio ambiente, además de que satisfacen necesidades esenciales, muchas de las cuales se relacionan directamente con el sector salud.

En ese ámbito, como recurso tecnológico, el Polietileno juega un rol de la mayor importancia alrededor del mundo. Actualmente, por su aplicación y valor científico, trasciende en la siguiente lista de innovaciones:

1) Píldora de insulina. El tamaño de la pastilla es de un guisante. Su aguja contiene entre .3 y 5 miligramos del producto. La cápsula se desarrolló con óxido de Polietileno, acero inoxidable y polímeros biodegradables.

La investigación es una iniciativa de la Universidad de Harvard en colaboración con el Instituto de Tecnología de Massachusetts. Se encuentra en período de prueba y en cinco años podría estar disponible.

2) Carretera de Polietileno. Daniel Castro, director de Grupo de Investigación de Tecnología de la Construcción de la Universidad de Cantabria, demostró que el asfalto en combinación con el plástico (Polietileno, Poliestireno y Polipropileno posconsumo) ofrece mayor resistencia al peso vehicular.

Cada kilómetro de carretera con 10 toneladas de plástico reciclado equivale a 1,300 toneladas de mezcla asfáltica. El proyecto se llevó a cabo en una de las vías de acceso a Alcalá de Henares, Madrid.

3) Bateas de Polietileno. Grupo Ferro, empresa gallega experta en soluciones de pesca y acuicultura, creó una batea de PE para cultivar mejillón. El equipo corrige deficiencias, como la escasa flotabilidad o las ondulaciones, y además, evita la tala de árboles y el uso de pinturas y barnices.

4) Cajas reciclables. Tetra Pak Colombia recicla sus “cajitas” a base de cartón, aluminio y Polietileno. Con estos residuos la compañía manufactura sillas, mesas y construye casas. En los últimos años logró reciclar cerca de 1,200 toneladas de envases. Gracias a esta iniciativa se crearon 2 mil 500 recicladores entre Bogotá, Cali, Medellín, Pereira, Chía, Valle de Cuca y otras.

5) Decks ecológicos. El aserrín y el Polietileno empiezan a sustituir los pisos de madera en Argentina. Éstos no poseen astillas y son resistentes a elementos decorativos, como macetas y muebles pesados, así como al sol, a la humedad, a los insectos y al deterioro natural. 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar