BioplasticosMaterias Primas

Estudio confirma biodegradación de plásticos oxo-biodegradables en los océanos

Un estudio demostró que los procesos de biodegradación del plástico observados en condiciones de laboratorio son transferibles a las condiciones marinas de la vida real.

Un informe presentado a la Agencia Nacional de Investigación (ANR) de Francia encontró que “los plásticos oxo-biodegradables se biodegradan en el mar y lo hacen con una eficiencia significativamente mayor que los plásticos convencionales” y que “el nivel de oxidación obtenido debido al catalizador prodegradante d2w resultó ser de crucial importancia en el proceso de degradación”.

Un proyecto de cinco años

Symphony Enviromental Technologies Plc (AIM: SYM), especialista en plásticos inteligentes y biodegradables, anunció la conclusión del estudio Oxomar, un proyecto de cinco años patrocinado por la ANR.

El informe confirmó los hallazgos de los científicos en su informe provisional de septiembre de 2020 sobre la biodegradación en el mar de los plásticos oxo-biodegradables. También confirma los estudios realizados por Queen Mary University London y Station d´essais de Viellissement natural de Bandol, quienes aplicaron diferentes técnicas científicas para probar la biodegradabilidad del plástico d2w en el océano.


Te puede interesar: Enzimas que comen poliéster aceleran la desintegración de plásticos biodegradables


Para llegar a estas conclusiones se combinó y comparó dinámicamente pruebas y estudios realizados directamente en condiciones marinas, así como en condiciones de laboratorio. Se utilizaron cepas bacterianas encontradas en aguas marinas y se incubaron en aguas marinas en condiciones de temperatura (> 18 ° C) que generalmente se encuentran en el océano.

El estudio demostró que los procesos de biodegradación del plástico observados en condiciones de laboratorio son transferibles a las condiciones marinas de la vida real. Los científicos también confirmaron específicamente que la climatización acelerada no invalida los resultados de los experimentos.

También se estudiaron cuidadosamente la tasa de biodegradación y la relación entre la creación de biomasa y la producción de CO2.

Cabe destacar que las pruebas de toxicidad en Oxomar fueron más exhaustivas que en cualquier estudio anterior, y se examinó una amplia variedad de criaturas marinas en diferentes niveles tróficos. Se encontró que la toxicidad de los lixiviados oxo-biodegradables es nula, con la excepción del pro-oxidante con base de cobalto. Sin embargo, incluso en el caso de ese prooxidante, los científicos encontraron que la toxicidad no es probable al nivel en el que se usaría en la práctica. La mayoría de las fórmulas (masterbatches) de Symphony utilizan manganeso y / o hierro. El cobalto se utiliza para aplicaciones especiales y en niveles bajos.

Las principales conclusiones

En general, el ambicioso estudio encontró que:

  • Comprobación de biodegradación en ambiente marino más allá de toda duda.
  • Correlación directa de los resultados del laboratorio con las condiciones del mundo real. Esto es crítico y tremendamente positivo, porque hasta ahora se había alegado que los resultados de laboratorio no podían reflejar y demostrar el desempeño en condiciones marinas reales.
  • Prueba de transformación en más de 3000 oligómeros biodegradables no plásticos que se encuentran en la naturaleza.
  • No es tóxico para las criaturas marinas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »