InyecciónProcesos

Contrapresión: Prácticas de manufactura de plásticos en máquinas Haitian

En la manufactura de plásticos en máquinas de inyección, la contrapresión puede emplearse como una fuerza a favor de los procesos.

En la manufactura de plásticos en máquinas de inyección, la contrapresión puede emplearse como una fuerza a favor de los procesos. Sin embargo, este recurso podría presentar inconvenientes si no se usa de la manera adecuada.

Por: Aurelio Rosales, gerente de Servicio en Haitian México

La contrapresión, como su nombre lo indica, es la fuerza que se opone a la presión que ejerce la resina al irse acumulando en la punta del barril (recámara de inyección del barril) por efecto del husillo, el cual transporta el material a esa área.

Dicho de otro modo, cuando la máquina carga la resina, el husillo gira y, como resultado, transporta el material hacia la punta del barril, donde genera una presión que empuja al husillo hacia atrás. Es, bajo estas condiciones, que la máquina carga el material para el siguiente disparo.

Imagen 1.1 Ejemplificación de la contrapresión

La contrapresión la podemos utilizar en la carga del material, ya que la presión que empuja al husillo hacia atrás también hace que retrocedan las flechas y émbolos de los pistones de inyección. La contrapresión ocurre cuando el material va empujando al husillo y el aceite abandona los pistones de inyección. Con una válvula proporcional o manual podemos regular la velocidad con la que el aceite abandona la camisa del pistón.


Te puede interesar: Haitian emerge fuerte en medio de la recesión económica mundial


Es importante mencionar que la programación de la contrapresión es acorde a las necesidades de la pieza, como el acabado que se requiera en el producto terminado.

Los beneficios de la contrapresión son compactar el material en la punta del barril, mejorar la mezcla del material con los pigmentos, sacar el aire del material a inyectar, mejorar la plastificación del material, homogenizar materiales reciclados y, en algunos casos, hace la función de presión de sostenimiento, así como la de mejorar el peso de la pieza. Se selecciona un valor de contrapresión acorde a lo que esta pasando en el producto, y a los resultados que este nos esté dando.

Los contras de la contrapresión

Si bien, los beneficios son múltiples, hay que considerar que la contrapresión alarga el tiempo de carga, lo que también podría alargar el tiempo ciclo, además de que eleva la temperatura de la resina, puede degradarla, quemar el material, generar flash, sobre empacar la pieza o variar la tonalidad del color del producto.

Con lo anterior, podemos concluir que la contrapresión puede ser de buena ayuda para el convertidor, o bien, generar un problema. Todo dependerá de la cantidad que usemos. El exceso, por ejemplo, puede causar problemas, pero hacer un uso correcto de la contrapresión será una buena herramienta en el proceso.

Imagen 1.2 Ejemplificación de la contrapresión

 

Para más información visite: www.haitianmexico.com/

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »