I+D+IIndustriaNoticias

COVID-19: catalizador para la robótica frente a la crisis sanitaria

¿Qué papel juegan los sistemas de inteligencia artificial que asisten durante esta emergencia?

Ante el suceso histórico que vive actualmente todo el mundo a raíz de la pandemia del COVID-19, la globalización y las economías entrelazadas son sinónimo de que diversos países están siendo afectados, por lo que se requiere el mismo esfuerzo global para evitar la transmisión y la recuperación económica; en este aspecto, han sobresalido sectores que demuestran el potencial desarrollo que son capaces de ofrecer a la sociedad, uno de ellos es el desarrollo de sistemas robóticos.
A medida que el virus se ha desarrollado globalmente, los roles de la robótica se vuelven más claros. Las máquinas inteligentes están siendo de gran ayuda en países como China e Italia, pues tienen el potencial de movimiento para acercarse a personas infectadas con el fin de ofrecer cuidados, medicamentos, alimentos y medición de signos vitales.
De acuerdo a un artículo publicado por la Science Robotics, en 2015, durante el brote de ébola se identificaron tres áreas en las que la robótica marcaba una diferencia crucial para el tratamiento de pacientes: 1) atención clínica (acercamiento de medicamentos, toma de signos vitales, telemedicina y descontaminación); 2) logística (entrega y manejo de desechos contaminados); 3) vigilancia y reconocimiento (monitoreo del cumplimiento de cuarentenas voluntarias); muchas de estas áreas se repiten durante el actual brote de coronavirus.

Sin embargo, existe una cuarta área que se ha introducido: la IA para el mantenimiento de plantas y desarrollo de la producción. El COVID-19 ha parado actividades en la mayoría de las empresas industriales, donde han destacado aquellas que tienen robots capaces de seguir con su producción, necesitando el mínimo personal humano para su mantenimiento.

Limpieza de zonas contaminadas

El COVID-19 se propaga no solo de persona a persona por contacto directo, se ha demostrado que el virus sobrevive por días en superficies de alto contacto de plástico, vidrio y metal, en zonas de alto riesgo como en hospitales. Mediante la desinfección por luz ultravioleta (UV) robots autónomos sustituyen al personal de limpieza y dan pie al desarrollo de futuras nuevas generaciones a micro y macro escala, que naveguen y esterilicen las áreas de alto contacto.
Inteligencia artificial covid-19

Diagnóstico

El uso de robots para la detección de posibles portadores del virus en áreas púbicas resulta de gran ayuda; ideales para medir la temperatura en los principales puertos de llegada y salida de las ciudades representa una gran oportunidad para evitar el contagio. Existen sistemas de cámara automatizados con sensores térmicos, estos robots también pueden ser utilizados para medir la temperatura en pacientes dentro de los hospitales.

Recolección de desechos

Para el diagnóstico de casos positivos, la mayoría de los países recomienda la recolección de hisopos nasofaríngeos y orofaríngeos, lo cual implica manipulación y transferencia de estas muestras; automatizar estos procedimientos o utilizar la asistencia de robots automáticos, implica reducir el riesgo de infección hacia el personal médico y liberarlo para que realice otras actividades donde se le necesita.
Durante las últimas semanas en todo el mundo se han adoptado nuevas oportunidades para la comunicación en línea; a medida que el ancho de banda 5G y el vídeo en 4 y 8 K estén disponibles, el coronavirus puede marcar un punto de partida para la forma de operar en las organizaciones: sesiones y conferencias internacionales en línea y en alta definición, realidad virtual, avatares, etc.
Finalmente, el COVID-19 puede impulsar una mayor investigación en robótica para aminorar los riesgos de propagación en todo el mundo, se tiene que fomentar la fusión entre ingenieros y personal médico para que la humanidad esté lista para la próxima pandemia.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Translate »