AP 110OportunidadesTop

Crisis del agua: ¿cómo puede ayudar el plástico?

En este artículo, José Antonio Benjamín Ordóñez, profesor investigador de la Escuela de Ingeniería y Ciencias del Tecnológico de Monterrey, comparte el panorama de la actual crisis del agua en México y las formas en que el plástico puede apoyar.

La falta de planeación e integración del conocimiento de la recarga natural del agua en el territorio mexicano pone en evidencia que consumimos más agua de la que se recupera de forma natural. Existe un déficit que se acentúa y llega el momento de dar el tratamiento adecuado a las aguas residuales, los retos son el uso correcto del agua en todas las actividades productivas y urbanas, establecer plantas de tratamiento de aguas residuales y promover nuevas técnicas productivas, por mencionar algunos. Ante esta problemática, ¿puede el plástico ayudar?

Entre las acciones regulatorias y/o estratégicas más importantes que deben emprender los gobiernos a nivel nacional para garantizar la disponibilidad, optimización y reusó del agua en el sector hogar, industrias, academias, instituciones,… están: respetar las normas establecidas para el uso y explotación del agua, actualizar la norma ad hoc; recuperar la vegetación de diferentes ecosistemas clave para la infiltración del agua y su posterior recarga del acuífero; establecer un monitoreo eficiente de los afluentes y efluentes de las características fisicoquímicas y biológicas del agua; promover la recuperación de barrancas en áreas urbanas que se usan como desagües; dar espacio a la cosecha de agua; contratar especialistas; vincular a la academia a nivel local y regional; capacitar a los desarrolladores urbanos para evitar poner en riesgo los cuerpos de agua y áreas de captación, además de promover la educación ambiental y transferencias de ecotecnias.

Para darle un mejor tratamiento a las aguas residuales y que esta actividad represente grandes beneficios y retornos de inversión a la industria manufacturera, es necesario hacer las cosas bien y, para hacer las cosas bien, se debe generar siempre un ahorro importante y, sobre este punto, existen, lamentablemente, muchas concesiones de derechos que no tienen los cálculos del agua disponible.


Te puede interesar: El peligro de los ataques… y otras amenazas virtuales


La sobreexplotación del agua genera problemas ambientales y debilitamiento del suelo. De igual forma, un gran número de distribuidores de tecnologías tienen un conflicto de interés, ya que no permiten un precio accesible y no se hacen responsables de la garantía en la instalación y funcionamiento de dispositivos, de modo que a las empresas se les dificulta el retorno de inversión.

Crisis del agua: ¿cómo puede ayudar el plástico?

Lo nuevo y lo tenebroso

En el mercado hay nuevas tecnologías de precios accesibles para el uso del agua en la industria manufacturera, instituciones y hogar, pero no están disponibles en todos los puntos de venta.

En lugares con un frecuente estrés hídrico se debe contar con cisterna de cierta capacidad y un sistema de tratamiento de aguas negras para tener agua limpia disponible todo el tiempo y, como punto clave, al agua residual se le debe dar un tratamiento adecuado para su reincorporación al ecosistema.

Existen tecnologías, como filtros de agua de siete pasos, membranas para ósmosis inversa, uso de luz UV, manejo adecuado de adición de sales y clorado.

Los retos y oportunidades para tener disponibilidad de agua potable en México se relacionan directamente con contar con el fondo que permita pagar la toma, el volumen de agua, instalar sistema de filtros y cisterna para contar con agua de calidad. Éste generalmente es un proceso individual, por lo que es momento de hacer equipo para contar con todos los componentes necesarios por colonia, unidad habitacional o complejo industrial.

Crisis del agua: ¿cómo puede ayudar el plástico?
El PVC es un plástico que no puede faltar en la industria de la construcción

La crisis del agua ya es mundial. Países en estado crítico: India, China, Chile, África (todo el continente), Medio Oriente, Australia, Brasil, México, Argentina. En cambio, entre los principales países con agua en abundancia, destacan: Canadá, Holanda, Suiza, Costa Rica y Colombia. La densidad poblacional baja, extensión territorial, conocimiento de buenas prácticas en el manejo del agua es lo que les permite tener la disponibilidad independientemente de su situación geográfica.

En México hemos perdido la autosuficiencia alimentaria por descuidar los ingresos de los campesinos y no promover la transferencia de tecnología y vinculación con escuelas e institutos, aunado al bajo costo que se paga por los productos agropecuarios. El agua de riego ocupa casi el 70% del agua para consumo humano, y ahí hay un problema. Algunos programas de gobierno a la hora de ser implementadas por personas sin conocimiento técnico dan lugar a la deforestación y al deterioro ambiental, económico y social.

Es una pena que Nuevo León haya llegado al límite y solo tenga disponibilidad de agua para unos días, es una pena que el Estado de México y otros estados del país estén extrayendo más agua de la que se recarga de forma natural. Se ha generado un déficit que repercute en todos los mexicanos, poniendo en riesgo el desarrollo del país y también una deuda de agua con los países vecinos.

El plástico al rescate

Frente al reto que el mundo enfrenta en torno al manejo de agua, el plástico sigue siendo un aliado estratégico. El Polyvinyl chloride que, en español, se traduce como Policloruro de Vinilo, o PVC, es un plástico de macromóleculas. Su costo de producción es muy accesible y si se siguen todos los estándares, se posiciona como un material seguro que tiene una vida de funcionamiento aproximado de 50 años en condiciones ideales.

Las aplicaciones de este plástico no requieren mantenimiento porque, al transporta agua, no se forman en su interior incrustaciones. Las tuberías de PVC se pueden moldear con facilidad e incorporar otros materiales y equipos, lo que hace de este plástico un material muy versátil, que, además, soporta la presión, y por eso se usa, desde hace años, en el abastecimiento de agua en todos los sectores.

Crisis del agua: ¿cómo puede ayudar el plástico?

Autor: Dr. José Antonio Benjamín Ordóñez, profesor investigador de la Escuela de Ingeniería y Ciencias del Tecnológico de Monterrey

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner