Top

De 102 mil toneladas de RSU en México, se recicla sólo el 10%

La segmentación de los residuos es esencial para la reutilización, aseguran expertos en el manejo de RSU.

Cada año, en México, se desechan más 102 mil toneladas de residuos sólidos urbanos (RSU), de los cuáles se reciclan sólo el 10%, de acuerdo con datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). 
Ante este panorama, y según estudios de la ONU Medio Ambiente, la Economía Circular puede reducir hasta en un 80% los desechos industriales, de ahí que las operaciones de las compañías deban alinearse a estrategias de desarrollo sostenible. 

Políticas ambientales

Estas iniciativas representan un factor clave dentro de las empresas que buscan impulsar la Economía Circular. La cultura de reciclaje, por ejemplo, reduce la producción de residuos, mismos que integra nuevamente a la cadena productiva, a fin de proteger los recursos naturales.
Cabe mencionar que los residuos plásticos, como bolsas, popotes y botellas, podrían reutilizarse mediante la correcta disposición y separación.
Como refiere Luz Amanda Andreu, directora de Sostenibilidad Región Norte de Carvajal Empaques, una estrategia de sostenibilidad debe considerar tres ejes fundamentales: reciclaje, educación ambiental y portafolio de productos biodegradables. 
“Con esto en mente, se puede ofrecer a los clientes, las mejores soluciones en empaques, mientras se cuida al medio ambiente y la salud”. 

Estrategias sostenibles 

La razón de los siguientes objetivos, adoptados por Carvajal Empaques, es combatir el cambio climático y lograr la neutralidad en las emisiones de carbono:
1) Gestión de residuos. Oportunidades de aprovechamiento, a través del uso racional de materiales y reducción de desperdicios en los procesos productivos, para minimizar la cantidad de basura generada y promover una Economía Circular.
2) Eficiencia energética. Procesos que disminuyan los requerimientos energéticos a partir de iluminación eficiente, eficiencia del aire acondicionado y ventilación.
3) Aprovechamiento del agua. Adecuada disposición de las aguas residuales domésticas a través de un tratamiento previo y cumpliendo con los parámetros de la normatividad vigente y máximo aprovechamiento.
4) Reducción de gases de efecto invernadero (GEI). Reducción, mitigación y control de los gases GEI, a través del uso racional de la energía eléctrica en las instalaciones y la disminución de la cantidad de residuos sólidos enviados a los rellenos sanitarios.
 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Translate »