fbpx
AP98Articulo de PortadaTop

De vuelta al futuro: Plásticos frente al COVID-19

En medio de la nube de noticias sombrías que cubren las jornadas de sano distanciamiento, debemos entender las soluciones que ofrecen los productos plásticos.

Las redes sociales dejan a la vista una enorme cantidad de momentos en los que las organizaciones y los individuos están detonando su creatividad para aprovechar un sinfín de productos plásticos de la manera más inesperada y, a veces, absurda, para evitar contagios COVID-19. Aparecen cubrebocas de múltiples y variadas formas, caretas, batas, guantes, botas e innumerables artículos que abarcan desde la adaptación de productos existentes hasta las nuevas tecnologías aditivas.

En una ocasión, Albert Einstein dijo: “la creatividad nace de la angustia”, y la angustia nace cuando nos enfrentamos a circunstancias adversas e inesperadas. Los empresarios de la Industria del Plástico han actuado con prontitud y han demostrado ser un sector ágil, flexible e imaginativo que puede responder de forma inmediata para atender nuevas necesidades. Esto se está verificando, además, en todo el planeta. 

Si una oportunidad se entiende como la posibilidad de resolver una necesidad, entonces, entre más necesidades y más necesitados haya, habrá mayores oportunidades. Esas posibles soluciones requieren de una fuerte dosis de creatividad. 

Los sectores ganadores en esta época son Alimentos, Productos de Limpieza, Medicina y Farmacéutico, Tecnologías Digitales y sistemas de mensajería y de entregas.

Las empresas productoras de envases plásticos rígidos y flexibles tuvieron que aumentar su producción para cubrir la demanda de las compras de pánico; compañías que atendían otros sectores, como el automotriz, adaptaron rápidamente sus líneas para producir implementos médicos o de protección, como caretas, cubrebocas, geles antivirales, entre otros.

Además, el miedo al brote global del COVID-19 se ha convertido en la ocasión idónea para defender la utilidad de las bolsas de plástico y de otros productos desechables que en estas circunstancias son muy bien valorados, porque, al ser de un solo uso, evitan los contagios y favorecen no sólo que las personas se queden en sus casas, sino que los restaurantes, por ejemplo, puedan sobrevivir de las ventas a domicilio. 

En algunos países, las gestiones de numerosas asociaciones y grupos que se han puesto a favor del plástico ya han dado algunos frutos. En el mes de abril 2020, varios estados y ciudades estadounidenses metieron reversa con la prohibición de usar bolsas de plástico, citando al coronavirus como argumento principal:

El estado de Maine derogó su prohibición, mientras el gobernador de New Hampshire emitió una orden que dejaba sin efecto la prohibición de las bolsas reutilizables, alegando que se corre el riesgo de propagar el coronavirus.

Industria del Plástico representa arriba del 3% del PIB nacional

Asimismo, el gobernador de Massachusetts levantó la proscripción del uso bolsas de plástico reutilizables y el estado de Nueva York, que apenas el 1 de marzo implementó su prohibición de las bolsas de plástico, retrasará su aplicación hasta junio.

Por supuesto, los grupos verdes y ecologistas, quienes han promovido las prohibiciones, están desolados y nada contentos.

Califican a los industriales de plástico de oportunistas porque consideran que no existe la conciencia de cuidar al planeta. Pareciera que su afán es siempre estar en contra de lo que sea, pero la realidad es que la Industria del Plástico guarda conciencia de la importancia de promover la cultura de la economía circular, hasta donde sea posible, para lograr un mundo sostenible. 

¿Cuánto afectará a la Industria del Plástico en México la crisis sanitaria y económica? Para conocer el sentir de los empresarios sobre esa situación, en Ambiente Plástico nos dimos a la tarea de preguntar su opinión a algunos de nuestros clientes y recoger su parecer al respecto a las asociaciones que forman parte de las cadenas de valor de este sector.

Sus respuestas están teñidas de una gran incertidumbre, pero reflejan optimismo en general y, aunque hay sectores donde las inversiones se reducirán o frenarán, como en el caso de la Construcción y del ramo Automotriz (aunque ya hay intensas presiones con los socios comerciales del T-MEC y las cadenas de proveeduría para reabrir cuanto antes), también hay otros, como el del Envase y el Médico que han repuntado de manera significativa.

El principal problema será el desempleo, una pandemia que no va a poder ser contenida como ahora mismo se intenta hacerlo con la sanitaria. El remedio es doloroso, y con efectos colaterales, como el tema de la seguridad.

A propósito de empleo, hace poco se anunció que del 13 de marzo al 6 de abril se perdieron 346 mil 878 puestos de trabajo formales. De ellos, 198 mil 33 del 13 al 31 de marzo, y 148 mil 845, del 1 al 6 de abril, a causa de los efectos derivados del brote pandémico. En menos de un mes se evaporaron los 342 mil 77 empleos formales conseguidos en 2019.

Sin embargo, con creatividad e innovación, sin duda surgirán muchas oportunidades y nuevos puestos de trabajo.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14Página siguiente
Etiquetas

Artículos relacionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar