IndustriaNoticiasRegional

Desmienten 5 mitos sobre productos de origen chino

PyMEs buscan más trato con productores y distribuidores chinos.

Además de ser considerada la gran fábrica del mundo, China es el punto de partida obligatorio para pequeñas y medianas empresas que se dedican al comercio minorista.

Por sus cientos de miles de fabricantes, bajos costos productivos, disponibilidad de materias primas y por su cultura de personalización y atención a clientes, este mercado resulta muy atractivo para emprendedores de todas las industrias.

No obstante, al margen de estas ventajas competitivas, hay cinco mitos alrededor de los productos chinos que no son ciertos, pero siguen causando dudas en los empresarios que buscan hacer negocios a nivel global:

1) Son de mala calidad. En China hay empresas que trabajan con materia prima de alta calidad y cuidan su producción. Es importante que se verifique a los productores y distribuidores. El empresario define la calidad del producto que va a importar.

2) China paga salarios bajos. A diferencia de países como Bangladesh, Indonesia, Vietnam y Tailandia, el también llamado gigante de Asia cuenta con sueldos competitivos en el mercado. El salario por manufactura que requiere certificación en la fabricación de productos especializados puede rondar los mil dólares mensuales.

3) Los fabricantes chinos sólo exportan grandes volúmenes. Los fabricantes chinos también aceptan un test order o pedido de prueba inicial con una única condición: si se logra altas utilidades por la venta del producto, se solicite posteriormente una cantidad de volumen mayor.

Adicional, existen diferentes páginas en China que permiten comprar en pequeñas cantidades. Por ejemplo, se puede partir con una inversión de 5 mil 500 o 9 mil 500 pesos para productos pequeños como electrónica, ropa, joyas de fantasía, accesorios, juguetes, entre otros.

4) Importar es complicado. China implementa medidas para simplificar las actividades de comercio exterior a través del despacho de carga. A partir de mayo de 2017, el Consejo de Chongqing pidió a todos los puertos que adoptaran sistemas de ventanilla única.

5) Los empresarios chinos sólo hablan chino-mandarín. Vivimos en un mundo globalizado en el que los negocios internacionales requieren hablar inglés. Además, varios proveedores chinos ya cuentan con un área comercial que domina perfectamente el español.

Para más información sobre oferta y capacitación para emprender un negocio visita la Expo y Foro China México de Comercio e Inversión 2018 del 6 al 8 de noviembre en Expo Santa Fe, Ciudad de México.

Etiquetas
Close