SostenibilidadTop

Dow invierte 100 millones de dólares para incentivar emprendurismo sostenible

Las tres “Rs”: reducir, reutilizar y reciclar, son clave en una economía circular y además promueven el desarrollo de innovaciones tecnológicas.

“El nuevo Dow” surge de una transformación de los dos últimos años, en unión estratégica con DuPont. Ahora, más fortalecida, la compañía se independiza, aunque la colaboración entre ambas empresas continúa a través de profesionales y de un portafolio de productos compartidos.

En entrevista para Ambiente Plástico, Andrés Salgado, director de marketing para Empaques y Plásticos Especiales de Dow para América Latina, señaló que, a fin de encontrar una solución a desafíos actuales –el más importante, la circularidad–, también renovó su slogan a “Seek Together”.

“En el pasado decíamos: desarrollamos un producto, acá está, implementémoslo…, es una innovación. Actualmente, hay unos retos tan grandes que la solución la tenemos que encontrar junto con el mercado”, destacó el ejecutivo.

Sobre este mismo tema, refirió que los recicladores en México hacen un excelente trabajo en la recuperación del PET (Polietilén Tereftalato), puesto que el tratamiento de productos a base de dicho material es del 60%, respecto a los otros países de Latinoamérica, cuyas tasas de reciclaje presentan, todavía, números bajos.

El valor agregado de los polímeros

Con relación a los procesos sustentables, ocurren muchas cosas al mismo tiempo. El compostaje, en específico, trata aspectos de carácter orgánico. También sobresale la recuperación térmica en productos que no se pueden reintegrar a la cadena o en otras aplicaciones.  

A decir de Andrés Salgado, en función de potenciar el desarrollo sostenible en los procesos de la industria, lo principal es considerar, desde su diseño, la reciclabilidad de los envases, así como su restablecimiento en la economía circular.

“Es aprovechar al máximo la mayor cantidad de los recursos disponibles a través de una visión empresarial responsable que adopte novedosas tecnologías. Sin éstas siempre se tendrá una mezcla de residuos difíciles de reincorporar o de transformar en nuevos bienes”.

Trabajo en equipo: el plástico no es responsable

La educación es fundamental para superar los retos por contaminación de plásticos. Por ejemplo, en EE. UU se implementó un programa que capta los residuos difíciles de reciclar. Esta iniciativa, de la que Dow es partícipe, logró que las personas depositen en una bolsa exclusiva esos materiales que los recogedores de basura clasifican posteriormente y destinan para recuperación térmica.   

“Recycling Ready es otro proyecto. Hoy circulan en el mercado bolsas que no son reciclables, pero con esta tecnología nosotros lo hacemos posible. Es un esquema que queremos replicar en Latinoamérica. Para eso trabajamos junto con dueños de marcas y recicladores”.

Inversión y empleos

Además de la concientización ciudadana –principalmente con jornadas de limpieza en fuentes hídricas: playas, ríos y lagos–, la compañía invirtió 100 millones de dólares en un fondo de capital para incentivar emprendurismo e iniciativas que ayuden a reducir o mejorar la recolección de residuos, especialmente en Asia, de donde llega al océano la mayor cantidad de plásticos, según información de Andrés Salgado.

En cuanto a las demandas que los recicladores en México externan al gobierno, aseguró que para potenciar el reciclaje en el país, es esencial un marco regulatorio. También es importante, mencionó, que los recicladores encuentren el valor en los residuos que a la fecha no incluyen en sus procesos y, bajo ese contexto, sentenció que la economía circular debe verse como una oportunidad para generar muchos empleos y de buena calidad. 

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar