Eléctrico-ElectrónicoIndustria 4.0Mercados

Economía Circular en el sector eléctrico-electrónico 

Los residuos en el sector el eléctrico-electrónico superan los 12 millones de toneladas anuales y la solución a este problema está en el eco-leasing y la personalización de los productos, entre otros.

Según estudios recientes, a lo largo de este año se calcula la generación de más de 12 millones de toneladas de residuos en el sector eléctrico y electrónico (RAEE), un tipo de desechos que crece a tasas del tres al 5% anual. 
Constituidos por una mezcla compleja de materiales de alto valor, estos componentes eléctrico-electrónico postconsumo causan problemas medioambientales y de salud cuando se disponen incorrectamente.
En función de atender esta problemática, e impulsar una Economía Circular en el sector eléctrico-electrónico, Aimplas, Instituto Tecnológico del Plástico, coordina el proyecto C-Servees.
Para ello, se seleccionaron cuatro tipos de productos: lavadoras, impresoras láser y sus cartuchos de tóner, televisores y equipos de telecomunicaciones, de los cuales se evalúa su viabilidad. 
Este modelo de negocio se basa en servicios eco-innovadores como el eco-leasing, la personalización de los productos, una mejor gestión de los RAEE y Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). 

Economía Circular e Industria 4.0

Las herramientas TIC, en sinergia con la Economía Circular y la Industria 4.0, pondrán en marcha los nuevos modelos de servicios circulares. De acuerdo con las partes involucradas en esta iniciativa, a través de la comunicación bidireccional, el fabricante podrá rediseñar su producto para personalizarlo y optimizar su fin de vida, según los requisitos de los usuarios y los gestores de residuos.
Por su parte, los consumidores podrán mejorar sus patrones de consumo hacia unos más sostenibles, mientras que los gestores de residuos tendrán acceso a información útil para facilitar la reutilización y el reciclado de los RAEE, mediante unos códigos QR marcados en cada producto.
Para replicar y transferir este modelo, el proyecto contempla el desarrollo de una serie de guías de ecodiseño para aparatos eléctricos y electrónicos, recomendaciones de políticas que permitan superar las barreras legislativas actuales y un marco para normalizar la Economía Circular.
C-Servees está financiado por la Unión Europea en el marco del programa H2020 y en él participan 10 países; junto con Aimplas también colaboran el centro tecnológico Gaiker, la Loughborough University, SAT, Lexmark, ADVA, Arçelik, Rina Consulting, Emaús, Indumetal, Greentronics, WEEE Forum, CIRCULARISE, Particula Group y Vertech Group, el 65% del consorcio está representado por PyMEs y grandes empresas.
 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Translate »