AP109OportunidadesTop

Eficiencia energética: la promesa de la eterna producción

La electrificación en el transporte, edificios e industria, impulsará un aumento sustancial de la demanda energética para el año 2050 .

Lograr una eficiencia energética en sectores como el manufacturero es clave para ser una empresa social y ambientalmente responsable, pero también para no elevar los costos operativos. De hecho, hoy más que nunca, ser una empresa eficiente en este campo es uno de los objetivos que los industriales persiguen con más ahínco a nivel mundial, lo mismo si fabrican piezas automotrices, juguetes o enseres domésticos.

La promesa de la eterna producción: la energía creadora… y sostenibleDe acuerdo con Enrique Chávez, director de Operaciones Eaton CPDI – México, los costos elevados en el sector energético, así como los cortes de energía, “por mínimos que éstos sean”, se traducen en “pérdida de eficiencia y costos extras para las empresas”, pues se comprometen no solo los procesos de manufactura, sino que también los equipos, los cuales podrían sufrir imperfectos.

En otra perspectiva, para las empresas que dependen menos de la energía que proviene de combustibles fósiles y que transitan a energías renovables, el ejecutivo asevera que “el reto se vuelve aun mayor”, ya que tienen que “gestionar con precisión las diferentes fuentes y flujos energéticos, para mantener su red segura, confiable y eficiente”.

Según explica el entrevistado, los beneficios económicos son el principal atractivo al adoptar tecnologías que garanticen una eficiencia energética, pero también, señala, es importante tener en cuenta el tema de la sustentabilidad. “En países más desarrollados hay, incluso, legislaciones que presionan a las empresas a que reduzcan su huella de carbono; y la eficiencia en consumo de energía, así como la transición a fuentes renovables, ayuda a cumplir con estas demandas”.


Te puede interesar: El quehacer de la mano robótica: hablar a los robots de tú a tú


Gestión energética

Para una gestión energética eficiente, advierte Enrique Chávez, se deben considerar dos grandes tendencias: 1) la transición a energías renovables, y 2) la digitalización.

El ejecutivo destacó que por sí sola, la transición a energías renovables representa un reto para las compañías, debido a los diferentes generadores de energía que deben actuar de forma coordinada y especifica, y enfatizó, además, que algunos de ellos, por su naturaleza, solo pueden operar en ciertos periodos del día.

“Por ejemplo, los paneles solares solo generan energía cuando hay luz del sol, de modo que hay intermitencia y la industria tiene procesos críticos que no la pueden permitir”. De ahí, apuntó, que para las empresas sea crucial apoyarse en la red eléctrica central, así como de “la Comisión Federal de Electricidad (CFE) o de energía de reserva que puede estar acumulada en baterías”.

Sumado a lo anterior, la interconexión y sincronización de todos estos dispositivos (red, generadores, acumuladores) es crítica y debe ser muy precisa, comentó Enrique Chávez. “Aquí entra la digitalización, que es la gestión inteligente de todos estos elementos y sus interconexiones para garantizar la confiabilidad, seguridad y eficiencia, y evitar interrupciones y/o fallas”.

El futuro que viene

La sostenibilidad es el tema que hoy mueve al mundo de los negocios y, bajo ese contexto, empresas como Eaton invierten en investigación y desarrollo de nuevas soluciones para ayudar a la industria manufacturera a alcanzar la codiciada eficiencia energética, como la que se ha logrado ya con la solución EnergyAware en los Centros de Datos, en los cuales, mediante la incorporación de baterías de tecnología de litio y actualización de software, “podemos hacer que el UPS, además de mantener la continuidad del flujo eléctrico y protección a los equipos que alimenta, pueda reservar energía para que sea utilizada cuando se dan los picos de demanda o cuando la energía por la tarifa horaria es más costosa”.

El hidrógeno, como uno de los elementos más abundantes en el planeta Tierra, es otro camino para lograr una eficiencia energética en la industria manufacturera. La separación de los elementos con los que naturalmente se combina este recurso hace del hidrógeno una de las fuentes de energía más limpias, afirma el ejecutivo, aunque, eso sí, “la separación del hidrógeno de otros elementos es un proceso muy costoso”.

Sobre este punto, ahondó en que, actualmente, mucho del hidrógeno que se produce es subproducto del petróleo, pero hizo hincapié en que tampoco es la única forma de obtenerlo, “hay desarrollos para generarlo a partir de tecnologías más verdes”, además, acotó que “todavía hay diferentes proyectos en proceso para generarlo en grandes volúmenes y poder satisfacer las necesidades para la producción de energía limpia”.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner