AP100Top

El abogado del Plástico: mitos y verdades sobre la industria plástica

En este artículo, Mauro Barona reseña The Plastics Paradox: Facts for a Brighter Future (La Paradoja del Plástico: Evidencias para un futuro promisorio), de Chris DeArmitt, libro clave para desmontar los mitos alrededor del plástico.

Y ahora, el Webinar

Para buscarlo hay que acudir al https://www.4spe.org/i4a/pages/index.cfm?pageid=5725

Y ver también: https://www.4spe.org/files/events/Webinars/SPE-Webinar-Plastics-and-the-Environment-Dispelling-Popular-Myths-With-Scientific-Facts-July-2020.pdf

*WEBINAR VIDEO AND PRESENTATION – PLASTICS & THE ENVIRONMENT: DISPELLING POPULAR MYTHS WITH SCIENTIFIC FACTS – JULY 1, 2020, mismo que fue moderado por Connor Carlin, vicepresidente de sostenibilidad en la Society of Plastics Engineers, Inc. (SPE) (o Sociedad de Ingenieros de Plásticos).

Y ya metidos en el Webinar, luego de la presentación del autor del libro “The Plastics Paradox”  (La paradoja de los plásticos), como la primera visión general completa de los materiales plásticos en el medio ambiente, misma que cubre la degradación de los microplásticos de la basura, de los residuos y otros temas importantes por lo que significan para la herencia para las futuras generaciones en materia medioambiental, Connor Carlin enfatizó que se trata de un estudio serio, con datos sólidos, para, a partir de ellos tomar decisiones acertadas.

Gráfica 2. Impacto de la eliminación de plástico en el desperdicio
Impact of Plastics Packaging on Life Cycle Energy Consumption &
Greenhouse Gas Emissions in the United Statesand Canada Substitution
Analysis, Franklin Associates 2014

Engaños y medias verdades

DeArmitt, al inicio del Webinar dijo que lo motivó a escribir su ensayo el darse cuenta de que a sus hijos en la escuela se les estaba enseñando información tergiversada sobre los plásticos. Destacó que es un científico y no un activista apasionado y que no produce, ni comercializa plásticos, y que escribió su ensayo con fondos propios, para dejar en claro que su afán es buscar la verdad desde una perspectiva científica.

Y se pregunta, “¿por qué la gente está tan obsesionada con las bolsas degradables, y quieren que todo sea degradable? Eso, por definición, está creando una cantidad gigante de gas de calentamiento global. No es una ventaja sustituir una película de PE o PP con algo que se degrada para generar mayor cantidad de CO2. Para la gente es muy difícil abrir su mente y cambiar de opinión. Las teorías de la conspiración y las falsas verdades se apropian de la razón y forman un muro difícil de derribar con el mazo de los argumentos.

Gráfica 3
*A. M. Mohamed et al., Leaf Litter Decomposition and Mitigation of CO2Emissions in Cocoa EcosystemsDOI: 10.5772/intechopen.86520

En el Webinar se demuestra, sección por sección o capítulo por capítulo, que todas las falsedades pueden salir a flote. Un caso, el de los popotes. Se dice que los estadounidenses utilizan alrededor de 500 millones de popotes al día. Esta información, que se repitió como eco en USA Today, CNN, Washington Post, Diario The Wall Street, FOX news, New York Times, proviene de un niño de nueve años, llamado Milo Cress, que sacó un número del aire y explicó que hizo unas cuantas llamadas telefónicas de las que no tenía registro y convenció a todo el mundo de que los estadounidenses estaban usando 500 millones de popotes al día.

Nos embruja el sensacionalismo, hasta que rascamos un poco y descubrimos falsedades como que hay más plástico que peces en el mar. Son tonterías que nadie puede comprobar, pero que suenan impactantes, aunque desacrediten a un material que, en realidad, es insustituible, más “verde de lo que creemos” y mucho más valioso de lo que lo apreciamos.

Las bolsas de plástico son mejores para el medio ambiente que las bolsas de algodón, que resultan ser desastrosas, ya que se necesitan reutilizar de 200 o 250 veces para equipararla con una bolsa de plástico. Las bolsas de papel son mucho peores, ya que requieren 2.7 veces más energía, y generan 1.5 veces más dióxido de carbono y emplean 17 veces más agua. Este es el monto del daño hecho por cambiar de plástico a papel, y esto es lo que nos están animando a hacer Greenpeace y otros políticos y activistas. Lo mismo con las botellas de PET, que pretenden erróneamente cambiarlas por vidrio y aluminio.

En cada estudio serio consultado por DeArmitt (son más 400 estudios) se concluye que si de verdad queremos salvar al planeta deberíamos usar el plástico: “Yo no soy uno de estos periodistas que publica algo que sacó de Internet con unos cuantos clics rápidos y lo pega en su nota. Yo tuve que hacer una enorme cantidad de trabajo. Me llevó un año leer todos estos trabajos para poder presentar datos y evidencias probadas y ofrecer un enlace para que cada quien pueda ir y comprobar una por una las citas científicas, y verificar todo esto por uno mismo”.

 

Página anterior 1 2

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Translate »