AP90Expertos Opinan

El camino hacia la productividad

Armonía entre automatización y fuerza de trabajo.

Un reporte del Capgemini Research Institute muestra que en la mayoría de las compañías (58%), la automatización todavía no cumple el deseo de los ejecutivos de incrementar la productividad. El estudio: “Capacita a tu fuerza de trabajo para la era de las máquinas” revela que la automatización resulta benéfica, pero es fundamental para consolidar objetivos.

La investigación analiza una encuesta que engloba a 800 ejecutivos, 1,200 empleados y cuatro centenas de organizaciones a nivel global. De igual forma, sugiere que una compañía que invierte en programas de capacitación ahorra hasta $90 millones anuales.

La automatización no alcanza todavía el objetivo de incrementar la productividad

La muestra develó que la necesidad de implementar procesos automáticos se orienta hacia la calidad y eficacia. Sin embargo, la mitad de las cifras dejó ver la escasez de esta herramienta en sus organizaciones. Mientras tanto, en Suecia, Estados Unidos y China, los ejecutivos hicieron visible el desequilibrio entre la tecnología y la producción de los trabajadores. La mayoría concuerda con esta visión, con excepción de India, China y Francia.

La capacitación mejora los procesos automáticos

La introducción de maquinaria y tecnología tiene un impacto benéfico. La mayoría de los empleados (52%) y un sector de ejecutivos (46%), comentó que la automatización mejora la productividad. Situación que contrasta con el resto de la muestra, quienes señalan la carencia en actualización a escala. Las empresas que invierten en su personal obtienen mejores resultados. Un 76% se muestra positivo, el 48% señala la mejoría en el clima laboral y el 57% se siente dispuesto a desempeñar nuevas tareas.

Las iniciativas de capacitación deben madurar

El estudio demostró la falta de proyectos formales. El 91% de las organizaciones encuestadas completó o inició el trabajo en un programa de actualización, 35% dice no contar con la infraestructura y alianzas relevantes. Asimismo, 73% carece de pruebas piloto y sólo 10% inició un plan para su fuerza laboral.

El análisis también mostró puntos de vista contradictorios. Más de la mitad señaló el nulo aporte en sus actividades; el resto refirió las bondades frente a las tareas repetitivas.

Las organizaciones consideran que el tema es una idea tardía

Todo cambio plantea problemas y desconfianza, pero se deben dar los primeros pasos para innovar. En este sentido, los números son más que evidentes. 60% de los ejecutivos de recursos humanos y administrativos admiten que el proceso automático no es clave en la visión, estrategia y liderazgo. Los dirigentes no comunican frecuentemente a sus empleados sobre iniciativas y planes de capacitación. Por otro lado, menos de la mitad de los ejecutivos senior (45%) sí informan sobre iniciativas, importancia y potencial de los nuevos recursos.

Eberhard Schröder, director de Operaciones de Recursos Humanos de ZF Friedrichshafen, fabricante de partes automotrices señaló: “creo que la administración del cambio para adaptar a la fuerza de trabajo a la automatización es por lo menos la mitad del trabajo para hacer exitosa dicha iniciativa. Además, la comunicación es un pilar clave para la gestión del cambio. Los líderes deben salir y comunicar desde una perspectiva organizacional: qué se hace, por qué y en qué medida”.

Claudia Crummenerl, Managing Director, People & Organization practice, Capgemini Invent comentó: “la automatización ofrece beneficios significativos, sólo si coincide con la capacitación de la fuerza de trabajo. Muchas compañías están rezagadas en el desarrollo de programas y, como lo muestra este reporte, no obtienen los beneficios completos de productividad”.

No cabe duda que la automatización transformará a la fuerza de trabajo y a los roles existentes, pero el factor crucial es que las compañías progresen rápidamente para enfrentar las nuevas demandas y obtener los beneficios de la tecnología.

Etiquetas

Te interesa

Close
Close