AP91

El futuro aterriza en la canchas

Materiales que cambiarán los deportes.

Pronto observaremos el lanzamiento de materiales que revolucionarán el mundo. Por ejemplo, si echamos un vistazo a los deportes apreciamos el enorme caudal de oportunidades y el vasto universo que se avecina en múltiples escenarios.

Hoy se habla de nanoestructuras del carbono, nanotubos, fullerenos y grafeno que, ahora, se encuentran hasta en artículos deportivos. Es la era de los semiconductores bidimensionales y de los nanoporosos; entre todos, construirán una época más dinámica y menos contaminante.

En las canchas de basquetbol, habrá muchas sorpresas, como la camiseta que cambia los números y nombres de los jugadores mediante una aplicación digital.

Hace unas semanas la NBA, presentó la innovación, mejor conocida como “camiseta inteligente del futuro”. La ceremonia tuvo lugar en la Cumbre Anual de la Tecnología, uno de los actos previos al Partido de las Estrellas, que este año se celebró en Charlotte. Obviamente, la iniciativa creó alboroto entre los aficionados.

Prendas inteligentes

Desde hace un lustro, por lo menos, se desarrollaron otras camisetas inteligentes, aunque con fines distintos, como el de la vigilancia médica. La OMSignal, mide, interpreta y muestra las constantes de los atletas, o de los pacientes, en un dispositivo.

En 2014 idea una gama de ropa para hacer ejercicio que incluye sensores biométricos. También ofrece al usuario un electrocardiograma. Asimismo, accede a la información en un sistema de nube, con la finalidad de analizar estadísticas y algoritmos.

De igual forma, elaboró una prenda hecha con Poliéster y Lycra, que incorpora una serie de sensores (GPS, respiración, acelerómetro de tres ejes, etc.) que permite conocer, en todo momento, el estado de salud del atleta o el paciente.

El sistema avisa y recomienda al usuario que se calme o relaje, según su estado. Sirve para monitorear personas que requieran atención especial.

Cuidado con el peso

Ahora, hay otro invento que favorece a personas con sobrepeso y de la tercera edad. Inclusive podría advertir de posibles caídas. Se trata de un tenis que manda señales para controlar su masa corporal.

Los experimentos no son nuevos pero siempre son innovadores. Slade Shantz, contó que la idea partió de una investigación para reemplazar el monitor Holter, un rastreador del corazón que se puede llevar puesto.

Pronto, se dio cuenta que existía para estos portátiles un gran mercado y pensó que: “eso podría ser la gallina de los huevos de oro”, sobre todo en Estados Unidos, donde se adoptan las tecnologías con mayor celeridad.

¿Mucho calor, o mucho frío?

Hace tres años, salió al mercado una camiseta que regula la temperatura, la fuelWear, se acomoda a cualquier clima para brindar comodidad. La vendían con este argumento: “Sales en la mañana y hace mucho frío, pero a mediodía hay un sol radiante o, tras un viaje en invierno en que llegas casi congelado a la escuela, te espera una sala con calefacción, por lo que deberás cambiar tu vestuario”.

Un equipo de estudiantes de la Universidad de Toronto creó esta prenda “mágica”, que se adapta a la temperatura ambiente, por lo que es ideal para utilizarla en cualquier clima. Requiere baterías recargables y está confeccionada con fibra de bambú.

Los experimentos que se volverán modas

Hay que recordar que en 2018 se presentó en Milán, una asociación entre Puma y el MIT Design Lab (del Massachusetts Institute of Technology), que resultó en los nuevos materiales de ropa y calzado deportivo. La colaboración se resume en lo siguiente: “hacer que la experiencia de los usuarios sea más rápida y más conectada”.

El equipo de diseño, integrado por representantes de la empresa y la institución educativa, mostró sensores para calzado. La ciencia y electrónica harán posible lo imposible.

La exposición se centró en cómo la próxima generación de ropa deportiva se podrá adaptar, en tiempo real, para mejorar el rendimiento.

Por lo pronto, realizaron algunos experimentos, como el Breathing Shoe (que permite una ventilación personalizada que siempre mantiene el pie fresco), el Deep Learning Insoles (que mejora el rendimiento a través de ‘biofeedback’ para medir fenómenos químicos a largo y corto plazo, y que indican fatiga y bienestar). Por otro lado, la investigación de materiales biológicamente programables, como la camiseta microbiana activa que responde a factores ambientales cambiando su apariencia (su forma y estructura) y con un packaging adaptativo.

Nike y Puma, a las patadas con sus tenis que se atan solos

Primero apareció en el cine, en Back to the future II, la conocida película interpretada por Michael J. Fox y que forma parte de la famosa saga. En una escena el calzado deportivo que usaba Fox ataba solo las agujetas.

Ese invento ya está a la venta, saltó de las pantallas a los escaparates; claro, con varias décadas de retraso. Por lo pronto Nike ya sacó las Adapt BB, es decir, los tenis inteligentes que se ajustan a los pies enormes, de seguro, de los jugadores de la NBA, para quienes se diseñaron (aunque ya los hay para calzar al gran público).

Cuentan con la tecnología del FitAdapt, es decir, que se amolda milimétricamente al sujeto que las lleva puestas. No llevan cordones, pero se adaptan al pie gracias a un sistema situado en la entresuela.

Las Adapt BB obedecen a los celulares a través de una aplicación que sirve para modificar los ajustes. Con estos tenis Nike creó, sin duda, una nueva tendencia y, para no quedarse atrás, su eterno rival, Puma, con sede en Alemania, sacó de inmediato el Fit Intelligence (FI).

Puma no quiere dejar pasar la oportunidad y también se suma a la tendencia. La corporación presentó su nueva plataforma tecnológica, llamada FI, que se diseñó “para automatizar y ajustar el rendimiento del calzado deportivo Puma“. ¿Listo para hacer ejercicio?

 

Etiquetas

Te interesa

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar