AP 110AutomotrizTop

El peso de las autopartes: las inversiones que no se pueden negar

Las nuevas inversiones en México para plantas de autopartes están generando un número importante de empleos.

Las autopartes intensivas en mano de obra y que, difícilmente, pueden ser sustituidas en su fabricación por robots, son las que más se producen en México. Eso hace del país uno de los más competitivos a nivel mundial en manufactura de arneses y cables, partes congeladas, asientos y sus partes, y cajas de cambios, entre otros.

El estado de Coahuila tiene el 17.2% en producción nacional de autopartes, seguido por Chihuahua, con el 11.9% y Nuevo León, con el 11.4%. En la producción de autopartes a nivel nacional el Norte registra el 52.1% y el Bajío el 31.1%. El Sur no figura en este sector.

En cuanto a la producción de autopartes en Norteamérica, de acuerdo con Alberto Bustamante, director general de la Industria Nacional de Autopartes (INA), el pronóstico de crecimiento del sector, no solamente en México, sino en toda Norteamérica, es relevante y esto, a decir del directivo, se deriva de distintos factores, como las reglas de origen del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“La sustitución de importaciones y las nuevas inversiones han colocado y consolidado a Estados Unidos con una producción superior a los 247 mil millones de dólares, (…) un mundo de dinero en autopartes”.

Te puede interesar: Películas Plásticas: Las Estrellas de la Función

Recordemos que Estados Unidos tiene una producción actual de 11 millones de vehículos y una demanda de 17 millones de unidades, lo que permite que el sector automotriz mexicano se fortalezca aún más como un país proveedor no solo de autopartes, sino también de vehículos ligeros de manufactura nacional para consumo del país vecino del norte.

Canadá al borde de la locura

Canadá se ve mermada en cuando a producción versus cifras pre-pandemia, y aunque esta nación está recuperándose con unas cifras de 60 mil millones de dólares, según registros del INA, no ha podido llegar todavía a las cifras pre-pandemia superiores a los 72 mil millones de dólares, un hecho que debe alarmar a Justin Trudeau.

El peso de las autopartes: las inversiones que no se pueden negar

A Canadá le ha costado mucho más ponerse de pie, “…y va disminuyendo su producción debido a la migración que están realizando las empresas canadienses al Sur de Estados Unidos, pero principalmente al Bajío y al Norte de México”.

Eso es muy importante y, sobre este punto, tenemos que seguir muy de cerca a Canadá, puesto que, esos porcentajes que está dejando de producir, se irán reflejando, eventualmente, en el aumento de producción de autopartes hechas en México.

Al cuerno de la luna

Respecto al empleo, Alberto Bustamante explica que nos mantenemos todavía con buenos pronósticos. El ejecutivo informa que en México ya estamos ubicados en un margen del 3.3, dejando atrás el margen del 3%, y “seguramente cerraremos este año con la generación de empleos con porcentajes del 4.5, incluso hasta del 5% de aumento versus el 2021”.

En número de plazas, el vocero de la Industria Nacional de Autopartes señala que son 850 mil empleos de forma directa y asevera que por cada empleo en la industria terminal automotriz (producción de vehículos ligeros y vehículos pesados) se generan 10.

“Al mes de diciembre de este 2022 tenemos pronosticado que las cifras de las ventas de Estados Unidos alcancen los 15 y medio millones de unidades, hablamos únicamente de vehículos ligeros. El país vecino del norte está pasando el bache del 2020, se ha ido recuperando”.

En orden cronológico, antes de llegar a ver la luz al final del túnel, Estados Unidos tuvo que atravesar a principios del 2021 por la escasez de semiconductores; pero hoy los industriales de este sector, esperan que Estados Unidos cierre el año con unas ventas locales superiores a los 16 millones de unidades.

Vientos favorables

Una de las cosas que también debemos resaltar, es que las exportaciones que van con destino a Estados Unidos, Canadá y Brasil, corresponden a equipo original, y las exportaciones hacia Asia o Europa son prácticamente para el mercado de repuesto.

A Japón, la industria de autopartes mexicana le provee el 1.15%, a China, el 1%, y a Alemania, el 0.7%; esos tres últimos países no son el core business de México, como señalé anteriormente, sino los mercados de repuestos a Estados Unidos y Canadá.

“Pero, así como exportamos mucho a Estados Unidos y Canadá, también importamos mucho de ellos, y prácticamente eso se debe a la integración que tenemos”, destaca Alberto Bustamante.

El peso de las autopartes: las inversiones que no se pueden negar

“México, Estados unidos y Canadá –agrega–, somos una zona integrada que competimos a nivel mundial como un bloque, el bloque de Norteamérica. Con eso, con el T-MEC, y con el aumento del contenido regional en las reglas de origen cada día estamos más integrados y los porcentajes tanto de importación como de exportación de forma trilateral aumenten cada vez más”.

Algo sorprendente y que dejará a los chinos con los ojos cuadrados, es que China se ha mantenido durante los dos últimos años como nuestro segundo proveedor, pero los porcentajes van disminuyendo progresivamente; eso se debe a la vinculación de la cadena de proveedores de América del Norte, que cada vez se integra más y cada vez tiene que cumplir con porcentajes mayores de valor de contenido regional.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner