AP92Articulo de Portada

El plástico sin culpa: Polietileno

Por Mónica Conde, directora editorial de Ambiente Plástico

En medio de un sin fin de notas que satanizan y culpan al plástico en general y califican a las bolsas de Polietileno como unas villanas ambientales, es importante conocer con más detalle toda una industria que, a pesar de esa publicidad sensacionalista, mantendrá en los próximos años un crecimiento sostenido gracias a que la calidad de vida de la gente mejora, genera empleos y produce una fuerte derrama económica.

La economía mundial sigue expandiéndose, aunque existen indicios de que el crecimiento se acerca a su punto álgido debido a la desaceleración de las economías estadounidense, europea y asiática.

Las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China no bajarán la guardia hasta el próximo año, y el incremento de los aranceles propiciará un menor desarrollo y una mayor inflación. Los expertos ya han ajustado sus previsiones y reportan un crecimiento económico global de 2.9% en 2019.

No obstante, observan que en los mercados emergentes mejoran las condiciones económicas, se expanden los bienes de consumo, la construcción y las necesidades de servicios médicos. La suma de esos factores son los que impulsan el crecimiento en la demanda de Polietileno (PE), el plástico de mayor consumo en todo el mundo.

El PE se emplea en diferentes formas y se puede utilizar para la fabricación de películas, bolsas, botellas, envases y recipientes, tubería y una gran variedad de enseres de uso doméstico. Es un plástico fácil de moldear y relativamente económico.

El cambio en el estilo de vida de los consumidores, aunado a la creciente población mundial, impulsa la demanda de productos de PE debido al progresivo uso de contenedores de plástico en diversas industrias. Por lo tanto, el mercado de PE a nivel global mantendrá un crecimiento sostenido en los años por venir.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10Página siguiente
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar