El primer avión sin combustible

Hace unos días, los pilotos Bertrand Piccard y André Borschberg  dieron a conocer los detalles del proyecto Solar Impulse 2 (Si2), el primer avión que volará sin combustible. El artefacto incluirá una serie de productos y soluciones innovadoras que lo harán especialmente ligero y eficiente en la energía, incluyendo un nuevo y extremadamente eficiente material aislante para la cabina de Bayer MaterialScience.

“Solar Impulse 2 debe lograr lo que ningún otro avión en la historia de la aviación ha logrado: volar sin combustible durante cinco días y noches consecutivas sin aterrizar con un solo piloto en la cabina sin presión”, declaró Borschberg.

Bayer MaterialScience es un socio del proyecto Solar Impulse desde 2010. Sus materiales de alta tecnología se utilizan tanto para asegurar que un solo piloto puede soportar las tensiones que producirá tal vuelo, además de ser crucial para el diseño del propio avión.

Específicamente, se utilizará el material aislante de extremadamente alto rendimiento, Baytherm Microcell, puesto que un aislamiento de alta eficiencia es muy importante para la aeronave, ya que debe soportar fluctuaciones de temperatura entre menos 40 grados centígrados durante la noche y más de 40 grados durante el día.

Baytherm Microcell se utiliza para la puerta del avión, mientras que el resto de la cabina está hecha de un tipo diferente de espuma rígida de Poliuretano (PUR) de la compañía. Bayer también suministra un material compuesto de fibra de Poliuretano/Carbono para las cerraduras de las puertas, y finas láminas de Policarbonato (PC) de alto rendimiento transparente para la ventana.

Fuera de la cabina, la espuma rígida de Poliuretano se utiliza para aislar las baterías. Bayer también proporciona la materia prima para el recubrimiento plateado que cubre gran parte de la aeronave y los adhesivos que sostienen el tejido textil en su lugar debajo de las alas.

“Con el intento de completar el primer vuelo alrededor del mundo con energía solar, queremos demostrar que las tecnologías limpias y la energía renovable puede lograr lo imposible”, explicó Piccard. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar